La Educación superior en Matamoros.

El mundo está cambiando tremendamente. Antoni Brey.

Tuve el privilegio de ser invitado al Instituto Tecnológico de Matamoros (ITM), perteneciente al Tecnológico Nacional de México (TNMex), a la toma de protesta de los nuevos miembros del Consejo de Vinculación para la Innovación y Desarrollo Empresarial. Dicho evento fue lo que podemos denominar un festín de planes académicos muy ambiciosos y que colocan a nuestra ciudad en una posición muy privilegiada y de renombre en lo referente a la educación superior.

Fuimos recibidos por su flamante directora la Maestra en Investigación Educativa, Mara Grassiel Acosta González, quien contó con la asistencia de personalidades que sobradamente son líderes de la maquila en nuestra ciudad como el Ing. Rolando González Barrón, la Ing. Rosalinda Torres Cárdenas, presidente de INDEX Matamoros y el C.P. Roberto Matus, director del mismo.

En alguna ocasión escuche que la educación es una consecuencia del instinto de conservación tanto a nivel individual como colectivo, debe llevarnos hacia la sociedad del pensamiento y convertirnos en constructores sociales, aportando de forma crítica el conocimiento, en el caso nuestro a nuestro querido Matamoros, esto vale mucho en momento en que aparentemente nos invade la sociedad de la ignorancia.

Esto lo sabe muy bien el ITM y entiende que lo único que podemos hacer como Homo sapiens, para mejorar la heurística y enfrentarnos mejor al futuro, es trabajar para poder manejar la incertidumbre planteando escenarios hipotéticos y aplicando modelos que, en cualquier caso, deberán contrastarse empíricamente.

La directora aprovecho la ocasión para presentarnos a la comunidad matamorense rasgos del Programa de Desarrollo Institucional del TNMex 2019 -2024, un proyecto positivamente ambicioso, generoso para la institución, y ya de paso, para nuestra localidad.

Querido y dilecto lector, no quiero entrar en detalles técnicos que pudiera espantar la lectura de la presente columna; lo que sí quiero es trasmitirte la importancia de los retos y directrices ahí mencionados y que son para sentirnos sumamente orgullosos de tener en nuestra ciudad una institución educativa de nivel superior que se toma en serio eso de moldear a los dicentes, entiéndase estudiantes, con deseo de mejora continua para que al final no solo cuenten con un papel llamado título universitario, sino que también lleven el conocimiento y el hambre permanente del mismo.

Algo que sabemos todos por el simple hecho de vivir es que la sociedad nunca es un todo fijo. Por esa característica inherente del ser humano y de la vida misma el programa del TNMex que presento la directora incluye la acreditación de programas educativos de ingenierías con estándares internacionales.

¿Quién no quiere eso para sus hijos? Salirse del entorno del origen para conocer otras realidades y no estancarse en el etnocentrismo académico ni de la vida (lo que coloquialmente se conoce como visión de rancho), precisamente por la movilidad indicada en el programa para docentes y alumnos.

Con este plan académico que presentó el ITM, estamos frente a lo que justamente podemos llamar insatisfacción creadora, que nos puede llevar a tener más y mejores profesionistas y por consecuencia, mejores ciudadanos.

Cabe señalar que el esfuerzo educativo es siempre rebelión contra el destino, y eso es justamente lo que pretende sembrar en su universo estudiantil este programa mencionado. Ningún egresado de esta institución tiene porque estar condenado en ninguna parte del mundo a la ineficiencia académica, esa es la razon de la internacionalización a la que alude.

Y en ese tenor entendemos que la educación tiene como objetivo completar la humanidad del alumno, y esa humanidad no puede realizarse solo en abstracto sino que trata más bien de acuñar una orientación social atinada, y por eso es de suma importancia puntualizar en este programa el apartado que incluye el fortalecimiento de la Investigación, el desarrollo científico, tecnológico, de innovación y el emprendimiento, que deriva en el consejo de vinculación empresarial aludido, para asegurar que el egresado no salga como como entro, sino tal como la sociedad requiere que sea.

Y en esta dinámica académica, en que la educación sube por las escaleras y la tecnología sube por el elevador la Maestra María Elena Barrera B., directora general del Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería, mejor conocida por su acrónimo como CACEI, expuso una muy interesante platica del Impacto de la Industria digital en la formación de calidad de los Ingenieros.

Comentó sobre las tendencias en la industria para los próximos cinco años y mencionó la importancia de ubicar y conocer un concepto denominado “Industria 4.0” conocida también como ciber industria la cual está totalmente digitalizada con una evolución y desarrollo exponencial, en un entorno de avances y cambios nunca antes vistos.

También menciono la industria 5.0 la cual se basa en las capacidades de los robots y las habilidades humanas, afirmando que unidos convergen para obtener lo mejor.

Me sentí feliz y orgulloso de ser testigo de este momento en que el anhelo de innovación académica y tecnológica está presente en el ITM y listos para preparar a las nuevas generaciones.

El tiempo hablará.

Mas Noticias:
post-image
Tamaulipas

Destaca Tampico en Alumbrado Público

Mediante una inversión superior a los seis millones de pesos, el Ayuntamiento de Tampico continúa modernizando el servicio de alumbrado público en los diferentes sectores de la ciudad, cumpliendo,...
Leer más