Quien pompo

El Secretario General de la Sección X, del Sindicato de Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social, PEDRO LUIS RAMÍREZ PERALES, mando a un cesto de basura su principal compromiso y en las últimas semanas se ha caracterizado por ejercer una política de puertas cerradas.
De la alegría, se ha convertido en un aborrecido por parte de quienes confiaron en una persona, de la que ahora se han dado cuenta que reside en San Pedro, en Monterrey Nuevo León, donde residir cuesta un “ojo de la cara”.
Quienes forman parte de ese sindicato, han denunciado la falta de voluntad y disposición de PEDRO LUIS, al haberse olvidado no solo de promesas y compromisos, sino también de salir en defensa de sus agremiados.
En el peor de los casos, aducen que PEDRO dirige a “control remoto” los trabajos del sindicato, toda vez que difícilmente se le encuentra en sus oficinas ubicadas en esta Capital.
Atrás quedó el compromiso asumido de trabajar intensamente en defensa de los derechos laborales para mejorar las condiciones económicas y de trabajo de cada uno de sus agremiados.
Y que pena que los mismos que lo llevaron a ocupar la secretaría general de la Sección X, del Sindicato de Trabajadores del IMSS, hoy le estén ventilando no sólo la casa sino también la clínica privada.
Aducen los sindicalizados del IMSS que PEDRO LUIS se la pasa más en San Pedro, que en la Capital del Estado, donde insistimos, tiene sus oficinas de atención a los trabajadores del Seguro Social.
Quizá por ello, algunos no ven mal que se le iniciara una investigación al Secretario general, para entre otras cosas, saber cómo le hizo para tener una clínica privada en ese sector élite de Monterrey, en el Estado de Nuevo León.
Es tanta la molestia de los trabajadores, que no dudan que pudo haberlo hecho, a través de la práctica de antaño, en cuestión de plazas sindicalizadas.
De hecho, nos comentan que en el 2019, fue requerido por la Fiscalía General de la República al igual que otros de sus colaboradores, al ser acusados de presuntos delitos, entre estos asociación delictuosa y fraude.
Hasta ahora no ha brotado la inconformidad de los trabajadores sindicalizados, pero tampoco descartan ejercer algún tipo de medida que le permita a PEDRO LUIS reaccionar.
De hecho, lo único que demandan es ser atendidos y que por lo menos se les permita exponer la problemática que enfrentan en sus respectivos centros de trabajo.
Algunos de los trabajadores, no descartan trasladarse hasta San Pedro y visitar su casa o bien la clínica privada, con el objeto de que aunque sea en Nuevo León, les atiendan, ante la política de puertas cerradas implementada en las oficinas de esta Capital. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más