La derrota de Yahleel

El triunfo de Carmen Lilia Canturosas en Nuevo Laredo lo están celebrando hasta los priistas. Ninguna traición generó tanto resentimiento como la de Yahleel Abdala.

No fue solo en el PRI, también en la militancia panista que tuvo que aguantar su designación a la alcaldía y sus desplantes de campaña como aquel en el que anunció la incorporación de personajes “priistas con experiencia para ganar”.

La “ex” del tricolor ya se sentía alcaldesa. La derrota desinfló sus afanes y la regresó al piso. El triunfo se le fue de las manos porque no concilió ni al interior al PAN, creyó que en automático la militancia se volcaría a apoyarla y fue un grave error alimentado desde su excesiva soberbia.

Carmen Lilia ganó Nuevo Laredo y como líder de la fórmula de MORENA abatió en las urnas al alcalde con licencia Enrique Rivas que según el PREP solo alcanzó 16 mil votos ante los 24 mil 825 de su contrincante Gabriela Regalado.

Con el resultado del 6 de junio se le cayó el proyecto de presidir la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado para -desde ahí- meterse a la competencia interna por la candidatura del PAN al gobierno de Tamaulipas en el 2022.

Lo mismo le ocurrió a Gerardo Peña en Reynosa y aunque se quedara con la posición plurinominal en la Cámara de Diputados, el aroma de la derrota lo persigue y coarta para siempre sus aspiraciones de convertirse en gobernador de Tamaulipas.

¿Como podría el PAN lanzar un candidato que nunca ha ganado una elección de voto directo?

Es fecha que en Ciudad Madero, Jaime Turrubiates no reconoce el triunfo contundente de Adrian Oseguera. El panista perdió ante el abanderado de MORENA con una diferencia de 13 mil 616 votos en el conteo y en el reconteo. Nada que reclamar.

Hasta Ciro Hernández en Altamira aceptó que los números no le fueron favorables y le deseó el mayor de los éxitos al candidato ganador Armando Martínez Manríquez, postulado por MORENA.

Regresando a Nuevo Laredo, Yahleel confrontó hasta el último momento. Hizo que se abrieran todos los paquetes electorales pero el resultado no cambió, sólo hizo más dramática su derrota.

En el curso del conteo, la candidata panista adelantaba cifras en sus publicaciones en Facebook. Compartía datos que no coincidían a los del Consejo Municipal. Los ciudadanos le recomendaban que “ya” aceptara su derrota con dignidad.

Carmen Lilia guardó un prudente silencio, sabia que era cuestión de esperar y así fue. El sábado por la mañana finalmente recibió la constancia de mayoría.

Aun con la anunciada advertencia de llegar a los Tribunales, la única alternativa de Yahleel será regresar al Congreso para cobrar los tres salarios que le restan a esta legislatura y el aguinaldo proporcional que por ley le corresponde.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más