Decidir no es fácil

Aunque pudiera decirse que “algo anda mal” en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la realidad de las cosas es que el proyecto de la validez de la elección de gobernador en Tamaulipas sigue pendiente, porque la magistratura asignada no lo ha entregado.
Y si bien se pudiera decir que hay una dilación, en la tardanza por emitir una resolución, lo cierto es que la instancia jurisdiccional tiene hasta el 30 de septiembre para resolver de acuerdo a la ley.
Quizá por ello, conforme avanzan los días y no hay una resolución, crece más la incertidumbre, por eso planteamos en su momento, la urgente necesidad de que la Sala Superior del TEPJF resolviera.
La tardanza de los magistrados se presta a muchas cosas, aunque resolver una elección de gobernador, por cualesquiera que hayan sido los medios de impugnación, no es cualquier cosa.
Es obvio que esta tardanza, la ha sabido aprovechar y bien, el Partido Acción Nacional y su asesor legal MARCO ANTONIO BAÑOS, porque le han permitido hacer entrega de más pruebas supervinientes, es decir, que se tiene conocimiento de ellas, después de presentada la impugnación
Dicho lo anterior y por si fuera poco, posiblemente van a tener lo que resta de la semana para seguir aportando más pruebas, porque todo indica que la Sala Superior resolverá hasta el último día e incluso, en el último minuto que también tiene 60 segundos.
La incertidumbre impera, porque pueden pasar dos cosas: que se anule la elección o bien, se confirme el triunfo de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA como gobernador.
Conocedores del derecho electoral, con amplia experiencia en elecciones, nos comentan que hay un 60 por ciento de probabilidades de que se anule la elección.
Lo único cierto es que los magistrados siguen analizando las pruebas que hasta hace unos días le hicieron llegar los asesores del PAN.
Por eso, las razones de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, como de su asesora legal TANIA GISELA CONTRERAS son justas, al considerar que los magistrados ya se excedieron y mucho, en resolver el juicio de revisión constitucional que interpuso el PAN.
Y es que, en la medida que se tarda la magistratura asignada de la Sala Superior en resolver, en esa proporción el PAN sigue aportando pruebas y, en el peor de los casos, no permite avanzar en la revisión para el proceso de entrega – recepción, la logística de la transición, el posible nombramiento de los colaboradores de AMÉRICO y otra serie de cuestiones.
La Sala Superior del TEPJF se conforma por siete magistrados.
Tres de ellos pudiera decirse que están a favor de confirmar el triunfo de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA como gobernador de Tamaulipas, pero otros tres, avalan la anulación de la elección.
Con la mitad más uno de los magistrados de la Sala Superior, cualquiera de esas dos decisiones se pueden tomar y poner fin al proceso eleccionario en Tamaulipas.
Lo más seguro es que la votación será de cuatro a tres. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más