Rebelión en el PAN

La novedad es que la rebelión al interior del PAN va tomando forma. Desde Matamoros, Nuevo Laredo y Tampico los panistas se están organizando para tumbar la pésima dirigencia que los está llevando a una enésima derrota.

Los líderes del movimiento están encontrando campo fértil. El proceso de recaudar las firmas del “50 por ciento más una” del padrón de militantes, avanza rápidamente.

La lucha para recuperar el PAN para los panistas llegará pronto al Comité Ejecutivo Nacional, podría ser antes de que finalice la actual elección extraordinaria por el Senado, en la que tampoco se les tomó en cuenta.

El grupo opositor presentará las firmas pero también una serie de pruebas contra Luis “El Cachorro” Cantú en relación al manejo de los millonarios recursos del Partido.

El expediente incluye -dicen- la nómina con más de 200 “empleados”, rubro al que se destina el 70 por ciento de los ingresos.

Sacar al Cachorro de la dirigencia estatal es sacar a los García Cabeza de Vaca que pretenden mantener el control partidista para agandallarse las candidaturas del 24.

Los panistas saben que mientras “aquellos” mantengan el control partidista, el PAN no tiene ninguna oportunidad de resurgir. Saben que la elección del 19 de febrero está perdida y el objetivo es una reorganización interna hacia la súper elección del año siguiente.

El grupo que impulsa el rescate del PAN está integrado por alcaldes, diputados, ex alcaldes y ex dirigente estatales y municipales.

El movimiento está sumando más voluntades, incluso hay algunos personajes vinculados directamente con el ex gobernador.

¿Quien podría ocupar la presidencia del CDE a la caída de El Cachorro?

Se mueven varios nombres. La propuesta recaería en un panista ajeno al pasado reciente, que tenga liderazgo para generar unidad interna y credibilidad pública para reposicionar las siglas.

Los panistas están decididos, habría que esperar la postura del CEN. ¿Habrá voluntad?

Mientras eso sucede, las diputadas locales Mireya González y Sandra Luz García, -ambas de Matamoros- fueron blanco de ataques en los grupos panistas de wattsapp.

Las agresiones hacia las legisladoras iniciaron después de que el CDE emitió un comunicado en el que anunciaba haber iniciado el proceso de expulsión del partido y de la bancada legislativa.

Los votos de las panistas fueron decisivos para que MORENA alcanzara la aprobación de reformas a la Ley Interna del Congreso.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más