Sacramento vs Cabeza de Vaca.

Antes de entrar al tema que nos ocupa y como breviario cultural mencionaré que recientemente supe del USICAMM, la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, que le toca colocar docentes en los lugares correspondientes a nuevas plazas y jubilados y que para este año escolar están muy lentos, ojala que ninguna escuela inicie sin maestro frente al grupo.

El PAN en Tamaulipas comienza a vivir una rebatinga como consecuencia de la pérdida en las elecciones del 5 de junio pasado en las que el gobernador electo Américo Villarreal se impuso frente al candidato del gobernador aún en funciones Cabeza de Vaca a quien al día de hoy jueves 25 de agosto le quedan 37 agonizantes días de gobierno.

Pepe Sacramento fue Diputado plurinominal en el sexenio de Vicente Fox en el 2003, Senador con Felipe Calderón en el 2006, puesto en el cual pidió licencia para ser nominado como candidato a gobernador de Tamaulipas por el PAN en el 2010 contra Rodolfo Torre Cantú y perdió en las urnas frente a Egidio en las postrimerías del todopoderoso PRI tamaulipeco. Seis años después Cabeza de Vaca con ayuda, según se dice, de Miguel Ángel Osorio Chong y del propio Egidio logró vencer a un PRI que ya venía de bajada en sus índices de aceptación con los tamaulipecos.

A partir del 2016, según se cuenta, Cabeza de Vaca alejó a todos los panistas que no eran sus incondicionales y entre ellos figuraba el propio Sacramento a quien por su prosapia en el partido azul, el entonces flamante gobernador panista en Tamaulipas le dio un puesto que era más bien decorativo, con un nombre que lo que tiene de largo lo tiene de alejado de Ciudad Victoria: Encargado de la oficina del Gobierno del Estado en Nuevo León, un destierro de terciopelo, pero desde entonces la espinita le quedo clavada a Sacramento la cual se manifestaría tan pronto el poder de su jefe comenzará a fenecer. El tiempo ya llegó.

Hoy ante la derrota electoral que todo Tamaulipas veía venir pero que Cabeza de Vaca no esperaba, los panistas que no están dentro del círculo cercano al aun gobernador consideran que es un movimiento lógico e incluso justo que se renueven los cuadros dentro del PAN estatal. Pero si algo no tiene la política es la lógica que caracterizaba a René Descartes con su emblemática frase: “Pienso, luego existo”.

Imitando al pensador francés, Sacramento parece asumir que: Perdimos el Estado, ergo cambiamos al partido. Pero al parecer los perdedores de la elección quieren mantener el statu quo partidista como si hubieran ganado. Al desconocer el pudor de la derrota asumen que solo ellos son capaces de dirigir al PAN y en función de ello le ponen trabas a la opción de cambio que representa el matamorense ex senador y le pavimentan el camino al diputado local Luis Rene Cantú Galván, hechura 100% de los perdedores para que se quede con el partido.

En el drama de esta novela panista, el día de ayer, Sacramento ventilo un comunicado con una sintaxis pésima en el que transpira su inconformidad con las trampas que le ponen para descarrilar su proyecto de asumir la presidencia estatal del PAN y menciona que el lunes 22 de agosto sus representantes se presentaron en tiempo y forma ante la Comisión organizadora de la elección en su partido para hacer llegar la carta intención y cuál sería la sorpresa que ninguno de los integrantes de dicha comisión estaban presentes.

Y en medio de tan extraña ausencia, todavía la única persona que se encontraba presente, la secretaria, les dijo que el trámite de la carta de intención era un acto que Sacramento debía hacer en forma personal a lo que el candidato desairado argumenta que es un requisito que se están sacando de la manga y que no está considerado en la convocatoria; todo esto para dejarle el camino libre a “El Cachorro” de Cabeza de Vaca.

Sacramento quiere llegar contra los vientos de cambio al CDE del PAN y dice que se va a asesorar con un grupo de abogados para iniciar la defensa legal de sus derechos políticos y habla fuerte: “Nunca más volveremos a permitir que sean violentados, ignorados, amenazados y humillados los militantes; iniciaremos la batalla por la libertad partidista y de nuestros derechos”.

Muy curioso resulta que Cabeza de Vaca acuda a la prensa nacional para gritar “Faul”; lo hizo con Ciro Gómez en Grupo Fórmula y con Francisco Garfias del Excélsior. Los panistas que no lo quieren dice que va a quejarse, de que le hacen a nivel federal lo que él hace a nivel del Estado. Después de la ríspida relación que tuvo con el gobernador electo en el proceso electoral y la que dicen que tiene en el proceso de transición lo mejor sería el cambio de cuadros para un mejor entendimiento del futuro gobierno con el PAN de Tamaulipas.

El tiempo hablará.

Mas Noticias:
post-image
Nacional

AMLO estará en Tamaulipas este domingo

Ciudad Madero.- (Antonio Pecina) El presidente Andrés Manuel López Obrador estará en Tamaulipas el próximo domingo. Visitará la Refinería Francisco l Madero en #CiudadMadero para supervisar los trabajos de...
Leer más