Imperan las diferencias


Con un catálogo de buenas intenciones, por legisladores del PAN, PRI, Morena y Movimiento Ciudadano, inició el periodo de sesiones de la 65 legislatura del Congreso local.
Cada uno de los que fijo posicionamiento en la sesión de este lunes, expresó sus buenas intenciones pero al final de cuentas, no las habrán de cumplir porque no todos están de acuerdo con ello.
Por el contrario, los grupos parlamentarios del PAN y Movimiento de Regeneración Nacional, evidenciaron la división que impera entre sus mismos integrantes, cuando en todo caso, debería imperar la unidad.
Un ejemplo de ello, es lo que revelaron legisladoras del PAN como SANDRA LUZ GARCÍA y su compañera LINDA MIREYA GONZÁLEZ contra LUIS RENÉ CANTÚ GALVÁN presidente del CDE de Acción Nacional.
En ambos casos, las dos legisladoras no sienten haber traicionado los ideales del Partido, en el que aun militan, por haber respaldado propuestas de Morena en el Congreso local y denunciaron que el “cachorro” CANTÚ GALVÁN es quien quiere imponer la línea al momento de ejercer el voto.
En ambos casos, consideran que están haciendo lo correcto, una vez que revisan los dictámenes que son llevados al pleno, como también que el problema no son ellas, sino el presidente del CDE del PAN.
Pero también en Morena impera un desacuerdo, sobre todo porque no todos los legisladores avalan el regreso de ÚRSULA PATRICIA SALAZAR MOJICA a la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso local.
Y aunque legisladores de Morena como HUMBERTO PRIETO niega que haya desunión y considere que son chismes los que buscan desestabilizar al Grupo Parlamentario, lo cierto es que no es así.
A quien menos le interesa enfrascarse en una división a estas alturas, desde luego que es a los diputados de Movimiento de Regeneración Nacional, sobre todo ahora que recuperaron la Jucopo.
Sin embargo, al interior de este grupo de legisladores, le sigue haciendo falta un liderazgo; una persona que ponga orden y defina el esquema de trabajo para lo que resta de la 65 legislatura del Congreso local.
Desde que Morena llegó al Congreso local hasta ahora, sigue careciendo de una persona que asuma ese papel y evite que impere la forma en que se viene trabajando.
No deben seguir el mismo rol que emprendió el dirigente del PAN, que lejos de sumar, sigue restando el número de legisladores, ahora con la posible baja de SANDRA LUZ GARCÍA y LINDA MIREYA GONZÁLEZ.
Hacia el interior de Morena debe haber un encuentro, donde los legisladores hablen de frente y suelten lo que traen en el morral y no les gusta, para que de esa forma se superen las diferencias y en unidad empiecen a trabajar.
Seguir con los conflictos y perder nuevamente la Jucopo, sería tanto como no contribuir al fortalecimiento de la Cuarta Transformación en Tamaulipas que tanto pregonan los legisladores de Morena. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más