POLÍTICA RADICAL

Angel Virgen Alvarado

“Actuaremos de forma radical. Radical viene de raíz. Erradicaremos de raíz el sistema corrupto. Que nadie se asuste”.
Así, dijo literalmente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, ganador de los comicios presidenciales del pasado domingo.
En cadena nacional, LÓPEZ OBRADOR fue sometido a una metralla de preguntas a las que a todas dio respuesta.
Manifestó respeto por el Presidente Constitucional de la República Mexicana, ENRIQUE PEÑA NIETO a quien agradeció su disposición para realizar una transición de gobierno en armonía.
LÓPEZ OBRADOR dio a conocer parte de su equipo de trabajo, “su gabinete”, entre los que destacan:
Jefe de Gabinete: ALFONSO ROMO.
•Secretaría de Gobernación: Olga Sánchez Cordero
•Secretaría de Relaciones Exteriores: Héctor Vasconcelos
•Secretaría de Hacienda y Crédito Público: Carlos Manuel Urzúa Macías
•Secretaría de Desarrollo Social: María Luisa Albores
•Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales: Josefa González Blanco Ortiz Mena
•Secretaría de Energía: Rocío Nahle
•Secretaría de Economía: Graciela Márquez Colín
•Secretaría de Educación Pública: Esteban Moctezuma Barragán
•Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación: Víctor Villalobos
•Secretaría de Comunicaciones y Transportes: Javier Jiménez Espriú
•Secretaría de la Función Pública: Irma Eréndira Sandoval
•Secretaría de Salud: Jorge Alcocer Varela
•Secretaría del Trabajo y Previsión Social: Luisa María Alcalde
•Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano: Román Meyer Falcón
•Secretaría de Turismo: Miguel Torruco Marqués
•Secretaría de Cultura: Alejandra Frausto Guerrero
Comunicación Social: CÉSAR YÁÑEZ.
También estarán con ANDRÉS MANUEL:
MARCELO EBRAD, Bertha Elena Luján y Julio Scherer Ibarra, Yeidckol Polevnsky, Ricardo Monreal, Horacio Duarte y la ex panista Tatiana Clouthier, Gabriela Cuevas; José María Martínez; Germán Martínez, entre otros.
Hasta la fecha, sigue la incógnita de quienes ocuparían las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.
“Que nadie se asuste”- dijo ANDRÉS MANUEL.
Sonriente, pero con un rostro de apariencia cansado, el ganador de las elecciones del domingo anterior también se refirió a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio para América del Norte con Estados Unidos y Canadá.
Dijo que se analizará con detenimiento todos los pros y los contras.
También dijo que sobre el nuevo Aeropuerto Internacional de la ciudad de México se analizará que es conveniente para el país. Continuar con las obras o ampliar el aeropuerto existente.

“NO VIAJARE EN EL AVIÓN PRESIDENCIAL”.
También afirmó que no viajará en el avión presidencial sino que lo hará en aviones “de línea”.
Y que no utilizará los helicópteros del gobierno. Que viajará por tierra.
Viene, dijo, una política austera.
Así estamos.

¿QUÉ PASÓ CON AMÉRICO VILLARRAL ANAYA?
Será senador pero ¿Primera minoría?
Como que KIKO ELIZONDO le comió el mandado.
Amaneció ganado en las urnas y luego… lo superaron en votos.
What the hell happened! (¡Qué demonios pasó!)

CON LA VENIA DE MIS EDITORES, les comunico que esta semana, eventos sociales importantes para mí, requerirán de tiempo, por lo que, nos leeremos, Dios mediante, el próximo domingo en CRÓNICA SEMANAL.
Por hoy, es todo.
El E-mail…
Tener fe es “ACEPTAR” lo que Dios permite en nuestra vida aunque no lo entendamos, aunque no nos guste. Si tuviéramos la capacidad de ver el fin desde el principio tal como Él lo ve, entonces podríamos saber por qué a veces conduce nuestra vida por sendas extrañas y contrarias a nuestra razón y a nuestros deseos.
Tener fe es “DAR” cuando no tenemos, cuando nosotros mismos necesitamos. La fe siempre saca algo valioso de lo aparentemente inexistente; puede hacer que brille el tesoro de la generosidad en medio de la pobreza y el desamparo, llenando de gratitud tanto al que recibe, como al que da.
Tener fe es “CREER” en lugar de recurrir a la duda, que es lo más fácil. Si la llama de la confianza se extingue, entonces ya no queda más remedio que entregarse al desánimo. Para muchos creer en nuestras bondades, posibilidades y talentos, tanto como en los de nuestros semejantes, es la energía que mueve la vida hacia grandes derroteros. Pero todavía hay una forma más elevada de creer. Saber que nuestra vida está en las manos de Dios y que Él es quien cuida de nosotros.
Tener fe es “GUIAR, DIRIGIR” nuestra vida, pero no con la vista, sino con el corazón. La razón necesita muchas evidencias para arriesgarse, el corazón necesita sólo un rayo de esperanza. Las cosas más bellas y grandes que la vida nos regala no se pueden ver, ni siquiera palpar, sólo se pueden acariciar con el espíritu.
Tener fe es “LEVANTARSE” cuando se ha caído. Los reveses y fracasos en cualquier área de la vida nos entristecen, pero es más triste quedarse lamentándose en el frío suelo de la autocompasión, atrapado por la frustración y la amargura.
Tener fe es “ARRIESGAR” todo a cambio de un sueño, de un amor, de un ideal. Nada de lo que merece la pena en esta vida puede lograrse sin esa dosis de sacrificio que implica desprenderse de algo o de alguien, a fin de adquirir eso que mejore nuestro propio mundo y el de los demás.
Tener fe es “VER” positivamente hacia adelante, no importa cuán incierto parezca el futuro o cuán doloroso el pasado. Quien tiene fe hace del hoy un fundamento del mañana y trata de vivirlo de tal manera que cuando sea parte de su pasado, pueda verlo como un grato recuerdo.
Tener fe es “CONFIAR” pero confiar no sólo en las cosas y en las personas, sino en el Dios que obra, actúa y habla a través de las personas. Muchos confían en lo material, pero viven relaciones huecas con sus semejantes. Cierto que siempre habrá gente que lastime y traicione tu confianza, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y sólo ser más cuidadoso con aquel en quien confías dos veces.
Tener fe es “BUSCAR” lo imposible: sonreír cuando tus días se encuentran nublados y tus ojos se han secado de tanto llorar. Tener fe es no dejar nunca de desnudar tus labios con una sonrisa, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes cuándo tu sonrisa puede dar luz y esperanza a la vida de alguien que se encuentre en peor situación que la tuya.
Tener fe es “ANDAR” por los caminos de la vida de la misma forma en que lo hace un niño. Tomados de la mano de nuestro padre. Tener fe es dejar nuestros problemas en manos de DIOS y arrojarnos a sus brazos antes que al abismo de la desesperación. Fe es descansar en Él para que nos cargue, en vez de cargar nosotros nuestra propia colección de problemas

Mas Noticias:
Leer más