Un Día sin mujeres

Maribel Villarreal

El movimiento “Un Día sin Mujeres” encontró terreno fértil, creció tan rápidamente que superó todas las expectativas del colectivo feminista “Brujas del Mar” que fue el que lanzó la convocatoria.

Todavía estaba reciente el macabro caso de Ingrid Escamilla, todavía resonaban las narraciones de su pareja de cómo desolló su cuerpo y tiró sus órganos en el drenaje.

Mexico entero estaba atento a los acontecimientos del caso de la pequeña Fátima, de la búsqueda de los presuntos responsables y de la valentía de Doña Irma al entregar a los culpables a las autoridades para contribuir a hacer justicia.

Todavía estaba vigente la sospecha de un juez qué reclasificó el delito de intento de feminicidio a violencia intrafamiliar en el caso de Abril Pérez Sagaón, lo que permitió dejar en libertad a su agresor, su esposo Juan Carlos N. Meses después, Abril fue asesinada a balazos frente a sus hijos.

México es un país peligroso para la Mujeres. En 2019 se reportaron mil 10 feminicidios. El mayor número de asesinatos se registró en Veracruz, la cuna de este movimiento nacional.

¿Cuál es el objetivo?

Muchos gobernantes se dan por aludidos y hasta por ofendidos y tienen razón. Una de las exigencias es hacer justicia, terminar con la dolorosa impunidad que alienta la violencia contra ellas .

Muchos de los agresor escapan al castigo. Muchos de los delitos no se denuncian. Muchas mujeres se dan por vencidas en la búsqueda de justicia por que muchas de las instancias judiciales ignoran su deber.

La aplicación de políticas públicas de protección a la mujer es otra de las exigencias.

Pero el gran objetivo del Movimiento “El nueve Nadie se mueve” es crear conciencia, impulsar una nueva cultura de respeto para acabar con las repetidas y crecientes agresiones.

El fenómeno va al alza. “Un Día sin Mujeres” surgió como una reacción espontánea. Es un movimiento legítimo, sin colores ni siglas partidistas. Eso lo hace más valioso.

Organismos empresariales y empresas nacionales y trasnacionales se están sumando al movimiento, están respetando la decisión de las mujeres de suspender labores y avalan como legítima la exigencia.

“Un día sin mujeres” implicaría la paralización del 40 por ciento de la fuerza laboral en Mexico y pérdidas económicas por 25 mil 744 millones de pesos, de ese tamaño es la aportación femenina.

No, no es un día incluido como asueto en la Ley Federal del Trabajo, es un día que las mujeres decidieron tomarse en protesta contra el machismo, la intolerancias y la falta de justicia.

Las exigencias son legítimas, el movimiento ha superados las barreras de raza, clase social y afiliación partidista, es la esperanza de que se convierta en el inicio de la solución al grave problema

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más