Tiempo de sanciones

Maribel Villarreal

Los fronterizos sabemos muy bien de eso. Cuando cruzamos al lado americano somos más responsables al conducir y cumplimos con algo tan básico y elemental como el uso del cinturón de seguridad.

Sabemos que violar las leyes de Texas tendrá una sanción económica costosa e inevitable. Solo así entendemos.

Viene a cuento la referencia por la polémica que se ha desatado en Mexico sobre el uso de cubrebocas y la manera de obligar a los ciudadanos a utilizarlo, por ellos mismos y por la salud de los demás.

El COVID-19 ha matado más de 30 mil mexicanos y nos está llevando a una de las peores crisis económica de la historia reciente. Entre más se extienda el aislamiento peor será el impacto económico. Urge aplanar la curva por salud y por economía.

El científico mexicano y ganador del premio
Nobel, Mario Molina confirmó la importancia del uso del cubrebocas durante la pandemia por el movimiento de las partículas llamadas de aerosol.

En un estudio en co-autoría con otros científicos, establecieron que el coronavirus puede viajar en partículas muy pequeñas por medio del aire pero que el uso de la mascarilla puede evitar su entrada a las vía respiratorias.

El alcalde de Ciudad Madero, Adrian Oseguera propuso, que más que cerrar los negocios y matar la economía, -que ya está en una situación muy crítica-, se deberían aplicar multas a todas aquellas personas que no lo utilicen.

El edil se pronunció por una ley que avale el sancionar a quienes anden en la calle sin cubrebocas y que sería una manera efectiva para disminuir los casos de COVID-19.

Allá en el sur también está repuntando rápidamente el número de contagios. Esa zona y la frontera norte, con Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo concentran mayormente la estadística.

Aún con el cierre de los centros comerciales, miles de vehículos cruzaron este fin de semana a las ciudades fronterizas de Mexico, según el reporte de los filtros sanitarios en los puentes internacionales.

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y los alcaldes fronterizos -todos- han reiterado a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Secretaria de Gobernación la urgencia de cerrar la frontera. El Gobierno Federal no escucha.

Los texanos están cruzando libremente a comprar mercancías, a visitar familiares y hasta a pintarse las uñas cuando ellos y nosotros seguimos inmersos en un escenario de altísimo riesgo.

No hay otra manera de hacer entender a todos los inconscientes e incrédulos que esto es real y que nos seguirá matando sino cumplimos las reglas.

La sanción que propone Adrian Oseguera para obligar al uso de cubrebocas y cerrar los puentes a cruces no esenciales, -como lo está exigiendo el Estado-, es la alternativa, por qué muchos solo entienden a base de multas y de cerrarles la puerta.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más