Solidaridad en la emergencia

Maribel Villarreal

En un mensaje difundido ayer, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca llamó nuevamente a los tamaulipecos a mantenerse en este frente común ante la agresividad del COVID 19.

“Los próximos días serán clave para determinar el alcance de contagio de este padecimiento”, dijo el mandatario al refrendar las medidas de aislamiento y la sana distancia como la mejor manera de enfrentar el riesgo de la pandemia.

Cabeza de Vaca anunció un plan de apoyo a empresarios y comerciantes que generan empleos y que en este escenario se encuentran en una difícil situación.

Siguiendo el ejemplo estatal, Adrian Oseguera fue el primer alcalde de Tamaulipas en reaccionar a la contingencia económica que ya apremia a muchos sectores productivos como resultado de esta emergencia sanitaria.

El edil de Madero anunció apoyos directos y medidas de aliento para ayudar a los comerciantes ambulantes, que son los más afectados en esta primera instancia.

El llamado inevitable es a “quedarse en casa” pero los ambulantes saben que si no salen a vender no habrá ingreso para atender los gastos del día. En realidad no tienen opción por mas peligroso que resulta el escenario del coronavirus.

En este sentido, Oseguera dispuso la entrega de tres mil pesos a cada uno de los vendedores ambulantes y de puestos semifijos que están en el padrón del Ayuntamiento.

“No esperare más tiempo para actuar, por ello he dispuesto la creación de un plan emergente y de rescate. Quiero que sepan que no están solos y que juntos saldremos adelante de esta situación que nos afecta a todos”, dijo el alcalde.

En Tampico, Chucho Nader suspendió el cobro de permisos de carga y descarga a transportistas para el traslado de mercancías de la canasta básica que a su vez benefician a los consumidores locales.

Son productos que van destinados a supermercados, tiendas comerciales y centros de consumos y aunque signifique un decremento en los ingresos municipales; es un estímulo para generar acciones positivas, dijo el edil.

En la emergencia nacional, la solidaridad social se contagia; en Tampico se habilitó un taller para producir cubrebocas a bajos precios.

En Matamoros, un empresario restaurantero hizo de su negocio particular un comedor humanitario y desde hace un par de días está sirviendo de manera gratuita raciones de comida caliente a quienes lo necesiten.

Y también en Matamoros, el alcalde Mario López habló de un tema que preocupa en la frontera; la necesidad de restringir el paso de la Ciudad de Brownsville en un momento en el que Estados Unidos tiene una creciente estadística de afectados y muertes.

Pidió la intervención del Gobierno Federal para restringir el cruce y aumentar la revisión en los filtros, regresando a cualquier persona que tenga síntomas.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más