Relevos municipales

Maribel Villarreal

Las coincidencias partidistas siempre serán una ventaja. El triunfo de Mario López en Matamoros se alineó al de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia de México. Ambos por Morena.

En el quehacer de Gobierno es un factor adicional de apoyo. No solo eso. Mario López será respaldado por seis futuros diputados -electos en coalición con el PES y el PT- que tendrán influencia en la asignación de recursos en el PEF del 2019.

Para muestra, Matamoros fue incluido en los cien municipios con proyectos prioritarios de la próxima Presidencia de México.

El alcalde electo habló ayer del relanzamiento de la Ciudad. Anuncio un plan de infraestructura y expuso la atención al sistema de agua potable como una de las prioridades.

Dijo que iniciará su gestión el 1 de octubre pavimentando calles.

La toma de protesta será el próximo 30 de septiembre. Se trata de una ceremonia histórica. La primera vez de un gobierno local emanado del Partido Movimiento de Regeneración Nacional.

En las últimas dos administraciones, Matamoros no ha coincidido con el Gobierno del Estado…

Norma Leticia Salazar confrontó con el entonces gobernador priista Egidio Torre Cantu. El estancamiento de la Ciudad fue tan evidente que la administración de la panista se mantiene como referente de retroceso.

La ex alcaldesa «peleó» hasta con los diputados federales de su partido y desaprovechó la oportunidad de gestión de recursos para obra pública.

A diferencia, el alcalde priista Jesus de la Garza y el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca han construido una relación de respeto que culminó con obras comunes de beneficio colectivo.

Por tercera ocasión consecutiva, Matamoros no coincide. El alcalde electo ha refrendado una postura de diálogo y respeto hacia el Estado y su Gobierno. De concretarse permitirá continuar con un ambiente de madurez política que garantice avances a la Ciudad.

Y a partir del 1 de septiembre inician formalmente los trabajos de entrega recepción de los Ayuntamientos. Los equipos ya están en comunicación iniciando los trabajos previos en aquellos municipios donde el relevo se prevé terso.

Avanzan los plazos y aumentan los conflictos. En Madero por ejemplo, un grupo de trabajadores despedidos la semana anterior bloquearon ayer el medio día el acceso al Palacio Municipal exigiendo el pago de su liquidación. Prácticamente tomaron el inmueble.

Temprano habían protestado y recibieron la promesa de pago para este martes y se retiraron pero más tarde regresaron con una nueva postura.

En la ciudad petrolera, el relevo municipal no se prevé terso sino todo lo contrario. Los conflictos entre el alcalde Andrés Zorrilla y su hoy sucesor Adrian Oseguera iniciaron incluso desde antes de la campaña constitucional.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más