Melhem y la reconciliación

Maribel Villarreal

Más no se podía pedir, Edgar Melhem llegó a registrarse con el apoyo de 42 de los 43 comités municipales, con la firma de 300 consejeros políticos y el respaldo de mil 500 consejeros municipales.

El resto del procedimiento es mero trámite para convertirse en el próximo presidente del Comité Directivo Estatal del PRI.

El día 15 de diciembre estará en Tamaulipas el dirigente nacional Alejandro Moreno para formalizar el proceso y atestiguar la toma de protesta.

El PRI iniciará el 2020 con una dirigencia itinerante. El mensaje de Edgar Melhem llenó de ánimo a los priista al asumir el compromiso de la reconciliación.

Reconoció que se trata de un gran reto y ofreció poner orden, “cambiar lo que se tenga que cambiar”.

Melhem es un político de larga trayectoria formado en la trinchera y que conoce muy bien el interior del partido. El respaldo contundente de grupos, sectores y organizaciones le da legitimidad a su futura presidencia.

No estará solo. El mismo llamó a todos los priistas a sumarse al trabajo partidista “para volver a conquistar el corazón de todos los tamaulipecos”.

Sabe que no será fácil. Sabe que son tiempos complejos en los que el dinero es escaso. A partir de enero las prerrogativas se limitan como resultado de la caída en las preferencias en la última elección y el pago de millonarias sanciones del órgano electoral.

Para la elección del 2021, Melhem confirmó que habrá de tenerse la renovación de todos los comités municipales y que mantendrá presencia permanente en territorio para escuchar a las bases.

El riobravense convenció. Hicieron acto de presencia y respaldo los ex aspirantes Enrique Cardenas del Avellano, Roberto González Barba, Arturo Núñez y Emilio Grimaldo en una gesto de unidad.

El único ausente fue Tomás Gloria quien se disculpó por actividades ligadas a la CNC.

Ahí estaban los ex presidente Yaheel Abdala y Sergio Guajardo con quienes el PRI sufrió sus mayores derrotas.

Como parte de la reconciliación tocaría ir por aquellos que aunque no se han ido si se han alejado del PRI porque en el proceso de reconstrucción todos serán necesarios, todos suman.

Desde varios municipios del estado se desplazaron algunos grupos de militantes. Amigos y simpatizantes de Edgar Melhem que apoyaron desde el principio sus aspiraciones.

De Matamoros se observó la asistencia de la dirigente del sector popular Karina Cisneros quien es actual regidora del Ayuntamiento.

La señora Cisneros tiene una intensa actividad partidista, sueña con ser diputada local pero desatiende el trabajo por el que los matamorenses le pagan un sueldo que no desquita. No ha hecho una sola propuesta digna de mencionar.

Se fue a echar porras sin haber solicitado permiso laboral para que no le descuenten el día.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más