Los funcionarios de MORENA

Maribel Villarreal

El próximo fin de semana, Rodolfo González Valderrama regresa a Tamaulipas. El director de Radio, Televisión y Cinematografía estará en el sur del Estado para sostener reuniones con la militancia de MORENA.

Desde finales del 2017, el funcionario del Gobierno de la Cuarta Transformación ha estado muy pendiente de la zona conurbada, fue él quien organizó la estructura partidista hacia la elección del 2018.

El sur contribuyó al triunfo presidencial de Andrés Manuel López Obrador. AMLO conquistó más de 800 mil votos y Tamaulipas se convirtió en una de las 12 entidades del país que superaron la meta de sufragios.

En los últimos meses del 2019, González Valderrama amplió sus actividades en Tamaulipas. Ha tenido discretas reuniones con grupos de empresarios y militantes de MORENA en el norte.

El objetivo, -según explica-, es por una parte promover los resultados del Gobierno Federal y de manera interna contribuir a unificar los grupos, dispersos y confrontados por la ausencia de liderazgo.

El activismo del director de la RTC lleva también un interés personal aunque prefiere no hablar de sus aspiraciones porque asegura que no son los tiempos, que antes del 2022 habría que superar el reto del 2021.

Reconoce que para eso habrá que lograr la unidad y que la esperanza se finca en la elección del próximo dirigente estatal, alguien que pueda reunir a todos los grupos hacia metas comunes.

No está fácil cuando cada uno de los grupos trae su propio candidato y cuando cada uno de los aspirantes al 2022 trae su propia agenda en base a sus intereses muy particulares.

Así ocurre con el oficial mayor de la SEP, Hector Garza González, con el senador Americo Villarreal y con el propio delegado federal Jose Ramón Gómez Leal.

La definición del dirigente estatal en este 2020 será la primera prueba para el MORENA de Tamaulipas. La recomendación presidencial de hacer las elecciones internas por encuesta es una alternativa de no lograr el ansiado consenso.

Y tratándose de funcionarios del Gobierno de la 4T, el delegado de Gobernación en la entidad exhibió su ignorancia en la problemática fronteriza derivada del fenómeno migrante.

Al asistir como invitado a la toma de protesta del nuevo encargado del Batallón de Infantería en el Cuartel Militar de Victoria, el funcionario aseguró qué hay 1600 migrantes varados.

La realidad es que esa cantidad es superada solo en lo que corresponde a Matamoros en donde está tan desbordado el problema que los vecinos de la colonia Jardín ya se están movilizando para exigir una solución inmediata.

Se estima que en Reynosa la cifra podría llegar a los 2500 mientras que en Nuevo Laredo las autoridades municipales reportan alrededor de mil migrantes. El delegado de SEGOB simplemente tiene otros datos.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más