Lo peor está por venir

Maribel Villarreal

El último trimestre de este año nos mostró un adelanto de lo que viene. Los recortes a las participaciones municipales y a los Estados puso en crisis a todas las entidades de Gobierno.

“El 2020 será peor”, al menos eso es lo que se escucha en los pasillos del Poder y en las pláticas de café.

Al corte del primer año del Gobierno de la Cuarta Transformación, la ola de reclamos ya es incontenible.

La gasolina no bajó, las tarifas de energía eléctrica siguen al alza, el desempleo va en aumento, no hay crecimiento económico, la inversión es nula y el sistema de salud está peor.

El Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020 aplica rubros prioritarios para los intereses del Gobierno Federal. Hay programas que desaparecieron a pesar de su efectividad.

La cancelación del Seguro Popular “pega” a los sectores más vulnerables. Será sustituido por el Seguro Universal que en la proyección de gastos del año próximo sólo contempla ocho entidades del país. Tamaulipas no está incluido.

Hace unos días, invitado por COPARMEX, Enrique de la Madrid estuvo en Matamoros y seguro que el Estado no puede dejar de invertir en salud, en educación y en seguridad.

El ex aspirante a la candidatura del PRI a la presidencia de la Republica y ex Secretario de Turismo en el sexenio de Enrique Peña Nieto aseguró que están bien los programas de apoyo social para abatir la evidente desigualdad pero que no se puede descuidar la inversión.

“Si no hay crecimiento económico, como ya ocurrió en este 2019, no habrá nada que repartir”, dijo

Cito que un país con 125 millones de habitantes no puede mantener una generación anual de un millón de empleos, que requiere al menos un millón y medio.

Los recortes en la asignación de participaciones federales para el año próximo pondrán a Estados y Municipios en circunstancias complicadas. Se prevén aumento de impuestos en servicios públicos y no se descarta la reducción de personal.

En aras del combate a la corrupción se cancelaron programas que destinaban recursos de apoyo a los gobiernos para la ejecución de obras públicas de beneficio colectivo.

El campo tamaulipeco está en alerta. No habrá subsidios ni apoyos a la comercialización. La producción de granos está en riesgo.

Lo mismo ocurre con la actividad pesquera que operará con menos de la mitad del monto presupuestario de este año, que ya era insuficiente.

Analistas nacionales e internacionales coinciden en que el crecimiento para el 2020 sería de apenas un 1 por ciento.

Lo dicen en los pasillos del Poder, lo peor está por venir.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más