La última llamada

Maribel Villarreal

Ya no hubo de otra y los gobernadores de la Alianza Federalista le tomaron la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador y realizarán sus propias consultas para que el pueblo decida si se van o se quedan en el Pacto Fiscal.

En una actitud que no es propia de un jefe de estado, el presidente se ha negado al diálogo. Lejos de escuchar y atender los reclamos – que son válidos- ha ignorado a los gobernadores pero también a los ciudadanos que ellos representan.

El tema no es político -como lo expone el Gobierno Federal-, es económico, es de justicia presupuestal. Los números no mienten.

Para muestra…

Por cada peso que genera Tamaulipas, la Federación le regresa solamente 14 centavos, en Nuevo León son 28 centavos por cada peso, en Jalisco 20 centavos y en Colima 11 centavos.

Los gobernadores Francisco García Cabeza de Vaca, Jaime Rodríguez “El Bronco”, Enrique Alfaro ya iniciaron la consulta en sus respectivos estados.

Los 10 gobernadores que integran la Alianza Federalista coinciden en reclamar la indiferencia, los ataques y los insultos del presidente y están listos a emprender una batalla política y legal si persiste la postura presidencial.

El presidente no cede y en la mañanera de este jueves arremetió contra los mandatarios estatales a quienes preguntó si ya se les olvidó que algunos de ellos reformaron el pacto fiscal en el 2007 siendo legisladores.

No hay llamado presidencial al diálogo ni a la conciliación en aras de resolver las diferencias. En las mañaneras se le atiza más al fuego cuando los ánimos ya están acelerados.

En Tamaulipas, una encuesta de la Federación de Cámaras de Comercio reveló que el 93 por ciento de los ciudadanos opina que la Federación debe regresar más recursos de los impuestos que se aportan.

Tamaulipas aporta anualmente 275 mil millones de pesos de los cuales solo 38 mil 500 son devueltos por la Federación.

Difícilmente los ciudadanos podrían opinar lo contrario cuando el dinero no alcanza para atender temas tan prioritarios como la salud, la seguridad, la educación o la infraestructura carretera.

Más aún, cuando en el punto más álgido de la pandemia, la Federación no envió recursos para la atención de pacientes de COVID-19 y el estado tuvo que redireccionar recursos para atender de manera efectiva la emergencia

En su cuenta de Twitter la Alianza Federalista insistió ayer: “Bienvenido al diálogo señor presidente López Obrador es momento de que construyamos juntos un México y un presupuesto más justo. Sin lugar a dudas, con diálogo y voluntad política, lo lograremos. ¿Cuándo nos recibe?”

La puerta está abierta. Los Gobernadores están haciendo lo que parece la última llamado. La ultima palabra la tiene el presidente.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más