La cuarentena en la frontera

Maribel Villarreal

En entrevista con Denise Maerker, el Secretario de Relaciones Exteriores dejó en claro que a menos que produzcan algún insumo indispensable para la pandemia, las maquiladoras no son esenciales.

La aclaración emerge cuando en la frontera mexicana, muchos de las empresas de origen norteamericano están presionando a los obreros para que regresen inmediatamente a las labores.

Marcelo Ebrard precisó que “no habrá trato especial para las maquiladoras, que regresarán a trabajar en la misma fecha que las empresas mexicanas”, es decir el próximo 1 de junio.

El problema es que el Gobierno Federal emite este tipo de declaraciones cuando por otra parte la amenaza de algunas maquiladoras se endurece: “o regresan a trabajar o acumularán faltas con baja automática”

La urgencia es económica. Todavía con un alto índice de muertes y de contagios de COVID-19; Estados Unidos ya reinició actividades y las maquiladoras son un eslabón importante en la cadena de suministros.

Sin embargo, Mexico lleva sus propios tiempos y reiniciar labores antes de tiempo podría incrementar los contagios y aumentar las estadísticas de muerte.

El discurso de la Federación difiere de la realidad. La Secretaria del Trabajo Federal no atiende el reclamo y los sindicatos cetemistas oyen pero atienden. Sirven a otros compromisos.

Esto se está presentando en las empresas de Reynosa en donde los obreros están prácticamente solos ante el acoso laboral de reiniciar labores en medio de la emergencia.

En Matamoros, otro de los grandes centros de la maquila estadounidense en la frontera, el SJOIM de Juan Villafuerte ya hizo acuerdos por escrito. La gran mayoría de las empresas regresarán hasta el 1 de junio y mientras tanto pagarán el 80 por ciento del salario.

Y fue justamente la Secretaria de Salud de Tamaulipas, Gloria Molina quien pidió al Sub Secretario de Salud, Hugo López Gatell aclarar la conclusión de la “Sana Distancia” porque las fechas dictadas en las constantes conferencias nacionales no aplican en todas las entidades.

Por segunda ocasión, el funcionario federal reconoció que la Secretaria Molina tiene razón.

Entidades como Tamaulipas podrían extender la cuarentena varias semanas más hasta que la curva de contagios no llegue al nivel más alto y empiece a descender.

Previamente, la funcionaria de Tamaulipas ya había hecho alguna aclaración al doctor Gatell desde su cuenta personal de Facebook.

Lo acusó de mentir al referir que algunas entidades (mencionando a Tamaulipas) no actualizaban los datos de contagios en la plataforma electrónica.

En la discrepancia, Gatell reconoció el error y calificó a Molina como una “profesional extraoedinariamente competente y comprometida que trabaja muy bien”

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más