Historias trágicas

Maribel Villarreal

La alerta Amber llegó el lunes a Tamaulipas vía redes sociales. La noticia corrió rápidamente. Era la búsqueda de Ana Lízbeth una menor de ocho años de edad que desapareció en el municipio de Juárez en Nuevo León la tarde noche del domingo.

El martes por la tarde las autoridades confirmaban que el cuerpo de la niña fue encontrado en un predio baldío dentro de una bolsa de plástico. Muy cerca del lugar de donde desapareció.

La noche del lunes también se descubría el caso de Aleida en Altamira, Tamaulipas. Un sujeto «amigo» del padre de la niña -de siete años- llegó a la vivienda en la colonia Arboledas y al encontrarla sola abuso de ella y la mató de varias puñaladas.

Los dos casos, uno en Nuevo León y otro en Tamaulipas, conmocionaron a la sociedad. Vía redes sociales los usuarios se pronunciaron hasta por pena de muerte.

En Nuevo León la búsqueda del responsable incluyó la oferta de 500 mil pesos por parte de la Fiscalía a quien diera detalles que llevarán a la captura del presunto responsable.

La detención del sujeto ocurrió rápidamente derivado de la información proporcionada por la población.

Fue en la madrugada del jueves y horas más tarde Juan Fernando N ingresó al penal del Topochico. Resulta que había sido elemento de la Policía municipal en Monterrey y tenía órdenes de aprehensión por abuso de menores.

El desenlace del caso de Altamira fue diferente. El medio día del martes el presunto responsable apareció colgado de un árbol. Ocurrió en una brecha localizada a unos 4 kilómetros de la colonia donde sucedieron los hechos.

El sujeto presentaba golpes por lo que levantó toda clase de especulaciones. La Procuraduría General de Justicia emitió un comunicado en el que precisaba que se investigaban ambos hechos.

No confirmaba ni desmentía lo que en Altamira era ya un secreto a voces. Otra vez las redes sociales se volcaron en oraciones para la menor y júbilo por lo ocurrido al supuesto responsable.

Ambos casos obligan a la reflexión. Autoridades han llamado a padres de familia a extremar cuidados con los niños especialmente en esta temporada de vacaciones que pasan más tiempo en casa.

Y por si fuera poco la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas dio cuenta hace unos días de la detención de Miguel Agustin N por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores.

El procesado es regidor del Ayuntamiento de Victoria. Llegó con la planilla del Partido Revolucionario Institucional y era -paradójicamente- presidente de la Comisión de Seguridad en el Cabildo.

Ya se encuentra en el penal capitalino y será en dos meses cuando se cierre la investigación del delito cometido contra una menor de edad el pasado 5 de julio.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más