El segundo caído en campaña

Maribel Villarreal

La destituida candidatura de Zeferino Lee en Altamira abrió la confrontación de las tribus perredistas del Sur que apenas se supo del fallo del Tribunal Federal empezaron a manotear por la posición.

Las corrientes internas se fueron contra Cuitláhuac Ortega quien se perfila como posible relevo del abatido candidato de la coalición «Por Tamaulipas al Frente» a la diputación federal del VII Distrito Electoral.

Ortega fue quien impugnó la postulación considerando el origen panista de Tino Lee cuando el convenio de Coalición registrado ante el Instituto Nacional Electoral asignaba la posición al Partido de la Revolución Democrática.

Se espera que a más tardar el día de hoy se defina quien entrara al relevo pero también una impugnación a la que tendría derecho el declinado candidato al que podría no alcanzarle el tiempo para obtener una resolución favorable a sus aspiraciones.

De cualquier manera el ex delegado de la SEBIEN en Altamira suspendió actividades de campaña y aseguró en conferencia de prensa que en caso contrario se sumará a quien resulte designado.

Lee es el segundo «caído» del sur en esta campaña. Se suma al morenistas Adrian Oseguera que continúa en la lucha por recuperar la postulación a la alcaldía de Madero. Ayer estaba en Monterrey a la espera de la definición de la Sala Regional donde presentó un recursos de inconformidad por el fallo del Tribunal.

En la semana continuaron las actividades de campaña sin candidato. Parte de su equipo recorrió la tarde del miércoles las calles de la colonia Revolución Verde. Se sumaron militantes del Partido Encuentro Social.

Ahí en la Revolución Verde se observó como en una de las viviendas fue retirada la propaganda de José Antonio Meade y colocada la de Andrés Manuel López Obrador.

Fue una acción realizada por la propia madre de familia. Ya empieza a verse una tendencia al voto útil. En algunos casos hacia Ricardo Anaya de la coalición «Por México al Frente» y en otros casos por el abanderado de «Juntos Haremos Historia»

El PRI por su parte aterrizó esta semana en Tamaulipas el programa de regularización de unidades «chocolate». Una propuesta atractiva que lanzó el candidato priista a la Presidencia de México que podría acarrearle simpatías y apoyo.

La regularización es una necesidad para las familias pero una urgencia en el tema de seguridad considerando que un gran porcentaje de los delitos se cometen en unidades de las que no se tienen antecedentes.

Otro tema de gran importancia en seguridad es la búsqueda de nuevos elementos de policía. El Gobierno de Tamaulipas mantiene la convocatoria a integrarse a la Universidad de Seguridad y Justicia.

Él salarios y las prestaciones son atractivas incluyen además del salario, becas, bonos y servicios como las estancias infantiles.

La convocatoria está abierta con el ofrecimiento de 15 mil 900 pesos mensuales de salario.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más