El extraño enemigo

Maribel Villarreal

En el primer día del regreso a la Nueva Realidad, los tamaulipecos se volcaron a las calles. No se ha entendido que esto es apenas un ensayo para observar el comportamiento de la pandemia.

La estrategia del Gobierno del Estado con la apertura gradual de la actividad económica no es la conclusión de la emergencia sanitaria.

En algunos municipios de Tamaulipas hubo protestas sin sana distancia.

En Altamira, los médicos del Hospital “Rodolfo Torre Cantu” se aglomeraron para la foto. Reclamaron al Gobierno Federal contratar nuevo personal con más salario cuando ellos tienen más experiencia.

En Matamoros, los tianguistas llegaron primero hasta la explanada de la Plaza Hidalgo y después a las instalaciones de la COEPRIS. Exigieron la reapertura inmediata de sus puestos.

En las calles del centro de Tampico hubo una gran movilidad, muchos de los peatones sin cubrebocas. En el mercado Argüelles de Victoria se abrieron las cortinas y se reportó gran afluencia.

Los informes del Sub Secretario Hugo López Gatell durante las conferencias de prensa de la Secretaria de Salud Federal siempre colocaron a Tamaulipas como una de las entidades con mayor movilidad. Nunca bajó del 60 por ciento.

Con el acelerado crecimiento de contagios y el reinicio de las actividades económicas, el riesgo aumenta. El sistema hospitalario de Tamaulipas está al borde de su capacidad, un rebrote puede colapsarlo y vendría lo peor.

Según el último reporte, Tamaulipas inicia la primera fase de la Nueva Realidad a punto de superar los dos mil casos de COVID-19. Esta semana estamos a prueba.

Y a la llegada de Americo Villarreal se desató la torrencial lluvia en Matamoros. La coincidencia hizo que el senador tuviera que cambiar la sede de entrega de despensas en una acción de apoyo en medio de la pandemia.

Antes, estuvo en el hospital de zona numero 13 del Seguro Social. No entró. En un breve encuentro con los directivos entregó equipo para la protección de los médicos. Le acompañó la diputada federal Adriana Lozano.

El legislador de MORENA cumple una gira de dos días en la ciudad. Repartirá despensas e insumos en varios nosocomios que atienden pacientes de coronavirus.

También tiene contempladas varias reuniones privadas con grupos empresariales y actores políticos. El objetivo es sumar voluntades para el proyecto que viene.

En un mensaje a los tamaulipecos incrédulos e reiteró que el virus si existe y que sigue cobrando la vida de muchos mexicanos por lo que llamó a continuar con las medidas recomendadas por la Secretaria de Salud.

Destacó que es un bicho que no oímos, que no vemos y al que ha sido muy difícil ponerle límites.

Es -dijo- un extraño enemigo.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más