Después del Informe…

Maribel Villarreal

Ya lo dijo el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca: los cambios en el Gabinete podrían ser después de su Segundo Informe de Gobierno que está contemplado para el 1 de octubre.

El mandatario estatal aplazó los incesantes rumores y el inevitable nerviosismo entre los colabores de su círculo más cercano.

Al llegar al primer tercio del sexenio, el objetivo es hacer más eficiente el ejercicio de Gobierno y perfilar probables prospectos para la contienda electoral del año próximo en la que habrá de renovarse el Congreso del Estado.

El PAN va con todo para refrendar mayoría en el órgano legislativo.

Gerardo Peña ya se reinstaló en la Secretaria de Bienestar Social. La estrategia es coordinar acciones comunes con otras dependencias del estado para llevar beneficios a todas las regiones del Estado.

Lo dijo Alvaro Barrientos pocos días antes de dejar la posición de la SEBIEN como encargado del despacho; «menos oficina y más territorio para evaluar programas y corregir posibles errores».

Gerardo Peña podría ser candidato del PAN a diputado local y si las cuentas les alcanzan presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso en la Sexagésima Cuarta Legislatura.

Héctor Escobar ha sorteado desde la Secretaria de Educación de Tamaulipas dos años de permanentes rumores de renuncia. Ahí sigue pero también sigue latente la posibilidad de su salida.

Los conflictos no cesan y hay expresiones magisteriales que piden su renuncia. Los más tienen que ver con incumplimientos económicos a los docentes.

La prevaleciente idea es que son orquestados desde adentro de la propia secretaria.

Los ajustes al Gabinete implicaría la llegada de algunos otros personajes. Uno de estos podría ser Carlos García a la Secretaria de Desarrollo Económico del Estado.

Se proyectaba que el arribo del matamorense sería la semana previa con la entrega del nombramiento el martes anterior pero no sucedió.

Otro caso de fuego amigo como el que se presume en la SET, tendría como origen los señalamientos desatados contra el director general del ITACE, Fernando Campos en el plantel de Altamira.

Campos reaccionó a los señalamientos de corrupción en su contra puntualizando que es consecuencia de las medidas que se han implementado en todos los planteles del Estado para garantizar el orden.

Aseguró que en el ITACE de Altamira se maneja un programa en el que no se pagan cuotas escolares, solamente una aportación de mil 550 pesos por alumno cada semestre, que se utiliza en la alimentación y el transporte de los propios alumnos.

Señaló que anteriormente se cobraba el uso de la señal de internet, había cobros excesivos en la venta de alimentos, incluso había rifas para esquilmar a los padres de familia.

Dijo que ser un director de campo y no de escritorio le ha permitido terminar con las viejas prácticas.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más