Causa pérdida

Maribel Villarreal

En la última semana el PRI ha acaparado la atención mediática pero no por los esfuerzos del Comité Directivo Estatal por fortalecer al debilitado partido sino por el pleito de mujeres.

El conflicto de Monserrat Arcos con Copitzy Hernández por el adelantado relevo en el ONMPRI de Tamaulipas confirma que prevalecen las mismas prácticas que lo llevaron a la desgracia electoral.

El PRI de Tamaulipas inicia con desventaja la contienda del 2021. Todas las encuestas lo colocan en la tercera posición de las preferencias pero los resultados podrían ser peores si los conflictos internos se desbordan.

La embestida de la ex diputada federal y la respuesta de la destituida dirigente de las mujeres, marca el inicio de la lucha por las próximas candidaturas, obvió las plurinominales.

Estiman los que saben, que el PRI podría aspirar a repetir con tres diputaciones de representación proporcional en la conformación de la próxima Legislatura del Estado.

Según fuentes internas, Monserrat Arcos había avisado anticipadamente del cambio, pero Edgar Melhem ignoró la línea en el afán de impulsar a su equipo en el que incluye a su paisana, que al final no puedo sostener.

Por eso el mensaje del dirigente estatal de que “los grandes equipos se consolidan con o sin nombramiento” y que “los liderazgos se ganan, no se imponen”. Lo cierto es que el golpe raspó al CDE.

Al final de cuentas se calmaron los ánimos y las mujeres suspendieron cualquier intento de movilización como habían advertido el anterior fin de semana para defender la posición de la ex diputada local.

Podrá haber muchas conjeturas de las causas pero la coincidencia radica en que no fueron las formas. No se trató de una decisión consensuada que confirma al mismo PRI de siempre.

En el proceso de búsqueda de candidatos, el proyecto del Comité Directivo Estatal se está colapsando y es que los grandes personajes de la época de oro, no han mostrado ningún interés de participar.

La dirigencia confiaba en convencerlos con el objeto de -por lo menos- conseguir más votos pero los susodichos saben que se trata de una causa perdida.

Para muestra…en las últimas horas se formalizó la renuncia de Tomas Gloria Requena de las filas priista en las que militó por más de 28 años y en donde lo hicieron alcalde y diputado federal.

Gloria Requena ya se incrustó en las filas del Partido Verde Ecologista, que no es gran cosa pero que algo podrá obtener de sus alianzas con MORENA.

Aunque el presidente Edgar Melhem insiste en que el 2021 será una elección de tercios, las encuestas -todas- revelan que la disputa se centrará entre los partidos MORENA y Acción Nacional, de ahí el “brincadero” hacia ambos partidos.

maribelvillarreal@hotmail.es

Mas Noticias:
Leer más