SI, PERO NO

Ines Figueroa

Es cierto, el artículo 29 constitucional concede la potestad de inhibir garantías individuales -como la libertad de tránsito, de trabajo, de manifestación- única y exclusivamente al Presidente de la República, con el aval del Congreso de la Unión.
A la letra dice: En los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública, o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto, solamente el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, con la aprobación del Congreso de la Unión o de la Comisión Permanente cuando aquel no estuviere reunido, podrá restringir o suspender en todo el país o en lugar determinado el ejercicio de los derechos y las garantías que fuesen obstáculo para hacer frente, rápida y fácilmente a la situación; pero deberá hacerlo por un tiempo limitado, por medio de prevenciones generales y sin que la restricción o suspensión se contraiga a determinada persona.
La restricción o suspensión del ejercicio de los derechos y garantías debe estar fundada y motivada en los términos establecidos por esta Constitución y ser proporcional al peligro a que se hace frente, observando en todo momento los principios de legalidad, racionalidad, proclamación, publicidad y no discriminación. (…) Los decretos expedidos por el Ejecutivo durante la restricción o suspensión, serán revisados de oficio e inmediatamente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la que deberá pronunciarse con la mayor prontitud sobre su constitucionalidad y validez.
Hay quienes se han remitido a tales premisas de la Carta Magna para atacar la legalidad y vigencia del decreto emitido por el Gobernador FRANCISCO GARCIA CABEZA DE VACA, mediante el cual decretó y definió multas y arrestos a quien incumpla las medias dispuestas.
Entre ellas el “hoy no circula”; el cierre total de centros comerciales y todos los negocios con actividades no esenciales; el uso obligado en la vía pública de y en los centros de abasto, de cubrebocas, gel antibacterial, un ingreso por familia, sanitizacion de carritos y uso de guantes en tiendas de autoservicio.
Habrá quien cuestione la legalidad, pero ¿quién puede demostrar que no son necesarias esas medidas para acotar el despliegue de la pandemia en el territorio estatal que ya se estaba saliendo de las manos?
Mire usted las cifras: en la última –de domingo a domingo por la mañana-, los contagios en Tamaulipas prácticamente se duplicaron, al pasar de 193 a379.
No es lo mismo que en la tercera semana –desde que hay registros aquí- se haya registrado el doble a lo que se dio en las primeras dos semanas, al pasar de 16, como abrió el mes a 46 el días siete.
El día 14 –segunda semana del mes y cuarta desde que apareció aquí la pandemia- volvió casi a duplicarse los casos al llegar a 86 y en esa tabla semanal –de siete en 7-, el día 21 estábamos en 239, lo que significa casi el triple de la referencia previa.
La última semana, decíamos, se duplicaron los casos en Tamaulipas y mañana se cumple el plazo, para seguir con la tabla aquella, en la que se significará la cuarta semana de abril y la séptima desde que apareció el virus aquí.
Eso es la dinámica del crecimiento exponencial.
¿Todavía alguien duda de la amenaza?
Como quiera, la semana pasada, ALVARO ALEJANDRO MORALES GARCÍA, quien se define como empresario y escritor, de Nuevo Laredo, anunció la presentación de un recurso de amparo colectivo contra las medidas restrictivas de tránsito emitidas por el Gobernador.
Y el Senador de la República, morenista de origen, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, presentó otro recurso de amparo, en contra del decreto por el que el Congreso Local aprobó al Ejecutivo la contratación de un crédito hasta por 4 mil 600 millones de pesos, para obras, compras y gestiones, asociadas a la pandemia y sus consecuencias económicas.
Son recursos que en su momento valorará el Poder Judicial de la Federación, para determinar si ameritan romper la suspensión de labores en que se encuentran por el aislamiento social, impuesto por la misma pandemia, para desahogarlos.
Cada cual esgrime sus argumentos, sobre los que solo las instancias jurisdiccionales podrán dirimir y emitir sentencia en su tiempo.
Mientras, más nos vale conservar y extremar las precauciones, porque visto está, el virus, no distingue edad, condición física, social o económica y en cuanto los casos sean tantos, que la infraestructura de salud sea insuficiente, las consecuencias se irán agravando.
Que si no se puede cobrar multas por circular en la vía pública o el estado restringir las garantías individuales; que si el crédito plantea un plazo de gracia de hasta 12 meses, con vigencia de ejercicio hasta finales del año próximo, para que sea el siguiente gobierno el quien lo pague y cambiar el destino de los recursos a capricho del gobierno actual, son temas sobre los que, de menos, el juicio de la historia tendrá presente.
Hoy tenemos una realidad insoslayable, y aunque los políticos se han encargado hasta la saciedad de gastarse la confianza ciudadana, tenemos, otra vez, que brindarles la confianza y estar expectantes, para, frente a cualquier desvío, pasarles la factura en donde más les duele.
En la aldea global, ya no hay secretos.
Del gremio magisterial, su líder nacional ALFONSO CEPEDA SALAS y en Tamaulipas, RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ, hicieron un puntual reconocimiento al personal médico y de apoyo del ISSSTE que se encarga de atender a los pacientes atacados por el coronavirus.
“Son nuestra primera línea de defensa, a ustedes, les damos las gracias por su lucha incansable, todos ustedes cuenten con nosotros para enfrentar esta adversidad, armados con una bata, una mascarilla y un corazón inquebrantable, ustedes son los héroes”, dijo Cepeda Salas en un mensaje por la red del internet.
Al alimón, RIGO reconoció el trabajo de los médicos, doctoras, enfermeros y enfermeras, así como al trabajo de la Secretaría de Salud en Tamaulipas, cuya titular GLORIA MOLINA, desde inicio de esta contingencia personalmente encabeza las acciones, así como la delegada del IMSS en Tamaulipas, Velia Patricia Silva Delfín, y al encargado del despacho del ISSSTE Ariel Gámez Cruz, pero en especial a todo el cuerpo médico que ésta al frente de esta batalla medica contra esta enfermedad, dijo.
En Nuevo Laredo, el alcalde ENRIQUE RIVAS CUELLAR ha estado muy pendiente del despliegue de la pandemia, no solo para orientar a sus gobernados, sino para ir en auxilio en todos los frentes para paliar las consecuencias de su presencia.
El fin de semana, igual advirtió sobre la circulación de información falsa, que dio cuenta, como lo hace de manera cotidiana, de los nuevos contagios y las medidas para protegerse personalmente.
“Hace unos momentos la Secretaría de Salud en Tamaulipas confirmó el caso #39 Positivo en Nuevo Laredo de #COVID19. Estamos en el momento más crítico, por lo que les insisto mantener las medidas preventivas de seguridad e higiene. ¡Prevenir es tarea de todos!”, inscribió en redes sociales.

Mas Noticias:
Leer más