LA HORA DE LA UAT

Ines Figueroa

La convocatoria ya está hecha: el próximo martes 28 de los corrientes habrá asamblea general de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.
Para entonces se espera esté ya formalizada la propuesta del Rector, JOSÉ ANDRÉS SUAREZ FERNÁNDEZ sobre quien acompañará su rectorado en calidad de Secretario General, a fin de que el pleno lo avale, conforme al estatuto.
Los trascendidos apuntan hacia que sea el arquitecto EDUARDO ARVIZU SÁNCHEZ quien ocupe la segunda cartera en la estructura universitaria que de manera extraordinaria ha cubierto JUAN SALINAS, como casi la totalidad de los funcionarios con que cerró el anterior rectorado de ENRIQUE CARLOS ETIENNE PÉREZ DEL RÍO.
El inminente Secretario General de la UAT viene de coordinar el Centro Universitario Tampico-Madero los últimos tres años, donde antes fue Director de la Facultad de Arquitectura, cuenta con perfil PROMEP -investigador- y tiene Maestría en Valuación, así como Doctorado en Ciencias de la Educación.
Con la definición del nuevo Secretario General, se entiende, viene una cascada de nombramientos que en principio atiende a la estructura central, el gabinete universitario compuesto por siete Secretarías de donde se desprenden todas las direcciones temáticas.
Ahí fueron dejados por el Rector SUÁREZ, como “encargados de despacho”, ABELARDO SALDIVAR en la Secretaría Técnica, DORA MARÍA LLADÓ en la Académica, VICTOR HUGO GUERRA en Administración, GUILLERMO MENDOZA en Finanzas, BERNABÉ NAKASHIMA en Extensión y Vinculación, JULIO MARTÍNEZ en Investigación y Postgrado y TERESA DE JESÚS GUZMÁN en Gestión Escolar.
La mayoría de los Secretarios serán relevados, como sucede en cada cambio de administración.
Acaso habrá dos-tres ratificaciones o promociones en áreas como administración, finanzas y comunicación, cuyos titulares trabajaron muy de cerca la transición rectoral, de la mano del actual líder universitario.
El Rector JOSÉ ANDRÉS SUÁREZ FERNÁNDEZ se encuentra dando el último repase de activos para extender los nombramientos que podrían darse en las vísperas de la asamblea del martes próximo.
En las direcciones de la estructura rectoral no se vislumbran mayores cambios porque, además, el estatuto interno establece que quien ha alcanzado ese nivel es irreductible, de tal manera que si les mandan a otra responsabilidad igual deben mantenerles el salario como tales.
Y las separaciones, luego, han resultado harto gravosas.
Al final del día, todos son catedráticos de carrera y base, a donde siempre tendrán la puerta abierta de regreso, con lo que su condición de universitarios la tienen garantizada.
Donde no quisieron esperarse a la “resolución” sobre el mando superior, nacional, es en el Partido Revolucionario Institucional, capítulo Tamaulipas.
Salió la convocatoria, se anotaron los candidatos, se eliminó a uno, se dejó a otra, se formalizó la elección ¿y el CESAR?… relajado, relajado, relajado.
Mientras entre el fin de semana y la noche de anoche, se daba el proceso de elección de la dirigencia nacional, donde finalmente se confirmó a CLAUDIA RUIZ MASSIEU SALINAS para concluir el periodo iniciado por MANLIO FABIO BELTRONES, acá siguieron dándose los pronunciamientos para la reelección del mando estatal partidista que aún no inicia.
Finalmente, el único aspirante formalmente declarado, CESAR GARCÍA CORONADO dijo “esta boca es mía”; desde las vísperas y pasado su pronunciamiento, amigos y favorecedores proclamaron más que la viabilidad, la necesidad de su elección.
“Es lo que necesita el partido”, coincidieron las expresiones aquellas.
Vamos a ver si ahora, ya con dirigente nacional “en firme”, saliendo la convocatoria siguen fortaleciéndose esos consensos o aparece algún otro aspirante, para reconocerle asideras y capitales, a más, su pretendido destino.
Si la idea es que el PRI se fortalezca y recupere espacios, van a hacer falta mucho más que filtraciones, discursos y buenos deseos; la disputa por el voto en el proceso local que en cosa más de dos semanas inicia, será encarnizada.
Sin agarraderas en el gobierno estatal y federal, precisamente contra ellos y sus partidos, los tricolores deberán reinventarse, unirse, hacer un trabajo extraordinario que puede decirse fácil pero se antoja muy cuesta arriba.
Al cierre del periodo para el desahogo de las denuncias por presuntas irregularidades en la elección pasada, el Tribunal Electoral de Tamaulipas encontró que las faltas, donde las hubo, fueron menores y no ameritaron el cambio de ganadores a los que ya se había entregado la constancia de mayoría tras el cómputo primario.
En los temas de excesivo gasto de campaña sobre el que abundaron los reclamos, a la instancia jurisdiccional local mucho sirvió el arqueo del órgano fiscalizador del INE, quien igual no encontró faltas mayores en esos campos; fueron más por “quítame estas pajas” las faltas que ameritaron otras multimillonarias multas a los partidos políticos y candidatos independientes.
Por citar un botón de muestra ilustrador, en el caso de la candidata panista a la reelección en la alcaldía altamirense, ALMA LAURA AMPARAN, en sus reportes al órgano fiscalizador aseguró que de los más de 120 eventos celebrados en campaña, solo cuatro le significaron algún gasto.
A la mayoría, esa táctica les resultó efectiva para que no les anduvieran hurgando con la tentación de alguna cuota menor para alcanzar el tope, pero como todo, ahora hay que pagar las consecuencias.
Digo, porque las prerrogativas que el estado asigna a los partidos para actividades proselitistas son para eso y si no se usan, deben reintegrarse a las arcas públicas.
En los días recientes cuatro de los partidos en la contienda han tenido que ir a regresar más de 2.3 millones de pesos a la tesorería estatal, porque sus candidatos declararon no habérselos gastado en la campaña; los demás deberán hacer lo propio pronto para no tener que pagar aparte otras multas.
Las cifras, más cuando se refieren a dinero, suelen tener muchas aristas.
Tiene razón el Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, cuando reclama que de cada peso que genera Tamaulipas en impuestos, la federación solo regresa 20 centavos al Estado y los municipios, por lo que se hace necesario un mayor equilibrio en el pacto federal.
El planteamiento piensa elevarlo ante el Presidente electo ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRAS en la plenaria de la CONAGO a celebrarse en estos días, donde seguramente será tema, además, lo del alcance de las actividades de sus coordinadores estatales.
Con el inicio del ciclo escolar, también es menester otear en los números contantes y sonantes.
Es de analizarse, por ejemplo, la denuncia que a un medio hizo SERGIO OCHOA ACEVES, doliéndose de las cuotas escolares y los precios en la tienda al interior de la escuela secundaria técnica número uno, Álvaro Obregón, de Victoria capital.
No dijo -en su “denuncia”- que es el Presidente de la Sociedad de Padres de Familia y como tal, participa en la fijación de las cuotas -conociendo su destino- y que además, como abarrotero, está interesado en la concesión de la tienda escolar, para su beneficio particular.
Esa institución educativa es conocida y reconocida por el orden y rendimiento que le ha permitido estar entre los primeros lugares en aprovechamiento y eficiencia terminal.
No se vale que por una ambición particular, se presione, ventilando hasta supuestas cifras de cobros y ventas, poniendo en riesgo a alumnos, padres de familia, maestros y directivos, en medio de la época de violencia, de inseguridad que padecemos.
No se vale.

Mas Noticias:
Leer más