ASIMETRÍAS POLÍTICAS

Ines Figueroa

Si en un año se mantienen los escenarios y estrategias que dieron pie al saldo electoral del pasado primero de julio, del inminente proceso local electoral resultarían electos 18 diputados locales de mayoría y cuatro MORENA.
Trasladando la votación validada en la elección de ayuntamientos, que es la más directa en la influencia de los electores y dejando de lado las inercias provocadas por la elección superior presidencial de este año, además, se concluiría que el PAN alcanzaría cuatro escaños de representación proporcional, cinco el PRI y cinco MORENA.
Así, la siguiente legislatura local -de dos años-, estaría integrada por 22 diputados panistas, nueve de MORENA y cinco priístas.
Por supuesto, en un año pueden pasar muchas cosas ¿de qué dependen?: de los actores políticos en la jornada.
Reducido a la tercera fuerza política en la entidad, en el aquí y ahora, el PRI aparece como el partido bisagra.
Puede intentar reconstruirse para ir a la reconquista de los espacios perdidos, puede institucionalmente hacer al partido en el poder estatal -PAN- o en el nacional -MORENA- o puede quedarse al garete, como institución, y ensanchar las puertas para que militantes y estructuras prolonguen la migración hacia esas dos opciones, consolidando las eufemísticas concepciones del PRIAN, o ahora el PRIMOR.
Por la primera opción, ya hay quienes pican piedra en la capital del país apurando al inicio del proceso para la renovación de la dirigencia estatal, actualmente en manos de SERGIO GUAJARDO MALDONADO.
El persistente aspirante, ROBERTO GONZÁLEZ BARBA ya reivindicó intenciones y hasta “destapó” una lista de contendientes, entre quienes incluyó a los diputados locales ALEJANDRO ETIENNE, MÓNICA GONZÁLEZ y CARLOS MORRIS, además de ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO.
Sacó de la lista de la última competencia a HERIBERTO RUIZ TIJERINA, quien desde entonces se fletó al PAN, cobra como asesor en el ayuntamiento neolaredense y operó para ese partido en la reciente elección, en Victoria capital.
Y aunque OSCAR LUEBBERT y EDGARDO MELHEM no han dicho “esta boca es mía” respecto de esta elección interna, en los corrillos partidistas los dan como eventuales contendientes, además de la aun diputada federal MONSERRAT ARCOS.
El proceso estatal presuntamente estaba supeditado al destino del dirigente nacional, RENÉ JUÁREZ CISNEROS, quien ya dejó la estafeta en CLAUDIA RUIZ MASSIEU, pero a nivel central aparte de la marginación histórica al tema Tamaulipas, andan ocupados en ver el destino del partido en cuanto se entregue el sexenio en dos meses más.
“Por eso, si no está Tamaulipas en su agenda, déjenos a nosotros resolver el relevo en el partido”, dicen han dicho en México capital los paisanos buscando se dé “a la de ya” la reestructuración estatal.
El planteamiento es que el nacional mande un Delegado a hacerse cargo de la Presidencia, nombre una secretaria y convoquen a Consejo Político estatal, primero para definir el método y enseguida, para consumar la elección misma, cumplidos los plazos de ley.
La vacuna para que la renovación de la dirigencia partidista no se convierta en una disputa temprana por las candidaturas mediatas, es que se establezca de origen: quienes integren el Comité no tendrán derecho a participar como candidatos en su ejercicio que iría hasta la sucesión estatal misma.
En espera de la consumación de tales eventualidades, muchos actores políticos permanecen sobre la barda para definir el destino de su participación futura.
Solo como ejemplo, hubo quienes dieron por hecho la renuncia de AMBROSIO RAMÍREZ a la dirigencia del PRI victorense, para irse a enlistar en las filas de MORENA: no es algo que haya decidido o vaya a hacerlo en el corto plazo, nos confió el aludido.
Como BOCHO, muchos esperarán ver cómo queda el mando estatal partidista, la viabilidad de un proyecto horizontal, incluyente, que dibuje escenarios efectivos para la reconquista de espacios de gobierno y representación popular.
La pregunta hoy es quién puede ser ese ente articulador en el que los personajes y líderes regionales priístas puedan encontrar curso a sus proyectos y aspiraciones, a quien confíen sus capitales con la seguridad de que serán bien administrados, defendidos y protegidos hasta la consecución de los objetivos.
No es empresa fácil en el mar de las desconfianzas y las tentaciones, por no hablar de los acosos y las amenazas, pero si y solo si lo logran, el PRI y los priístas tienen futuro en el Tamaulipas contemporáneo.
Seguir hablando del PRI en su reducida condición, es hablar del universo político-electoral mediato.
Los escenarios adversos a que se han enfrentado son de su entera responsabilidad y solo en ellos está explorar la modificación de su entorno de participación.
La inercias domésticas y externas sobre causes naturales tienen a cambiar a vuelta de año, transitando el tercer año del gobierno estatal panista y el primero del federal morenista.
A favor o en contra de quién, insistiremos, dependerá del actuar de cada grupo; después de la elección de julio del año entrante, podremos ver consumado otro cambio trascendente, para seguir iguales… o no.
Veremos y diremos.
La capitalización de los activos a que tiene acceso el Alma Mater tamaulipeca, a favor de los intereses de la ciudadanía en general rindes frutos puntuales.
Uno de tantos ejemplos que se dan en los más variados frentes, radica en las actividades desplegadas por el Cuerpo Académico Sistemas de Información Geográfica y Sensores Remotos para la Investigación de Ecosistemas y sus Recursos.
La institución de la UAT analiza comportamientos históricos y monitorea en tiempo real, con archivos y tecnología de la NASA, el comportamiento de los ecosistemas del Estado, previniendo y diseñando estrategias para el combate de los incendios forestales.
Proteger el entorno ecológico, a los tamaulipecos y su patrimonio, especialmente en zonas rurales y de difícil acceso, forma parte de estas actividades que privilegian el principio de política impresa por el Rector JOSÉ ANDRÉS SUÁREZ FERNÁNDEZ para que la Universidad abone al desarrollo y acceso a mayores niveles de bienestar en la entidad.
De identificar problemas históricos, resolverlos y proyectar a futuro se tratan obras como la pavimentación con concreto hidráulico de la avenida por donde los autobuses de transporte foráneo acceden a la Central Camionera victorense.
Dicha rúa, por la frecuencia y peso de las unidades que por ahí transitan hacía años que había destruido el pavimento asfáltico con que originalmente fue construida, hasta hacerla punto menos que intransitable.
La administración de OSCAR ALMARAZ SMER, hoy la construye de nuevo prácticamente, con materiales de alta resistencia y prolongada durabilidad, igual como brinda mantenimiento a otras calles en el entorno de la Central, en las avenidas más transitadas del primer cuadro, libramientos y bulevares, a la par que no se detienen las pavimentaciones de concreto hidráulico en populosos sectores, como no se había visto antes.

Mas Noticias:
Leer más