Victorias pírricas

Jorge Chávez

Victorias Pírricas.

Si bien una victoria pírrica es aquella que se consigue con muchas pérdidas en el bando aparentemente vencedor, de modo que incluso tal victoria puede terminar siendo desfavorable para dicho bando; no creo que los candidatos a diputados para el congreso tamaulipeco que se erigieron como vencedores sean propiamente ganadores pírricos, pero su triunfo dista mucho de celebrar con la estridencia electoral y política apasionada en función de los resultados tan paupérrimos.

En los distritos electorales de Tamaulipas, 9, 10, 11 y 12 las estadísticas y los números son apabullantes y más bien deberían ser instigadores para ponerse a pensar qué se está haciendo mal o qué no se está haciendo. Pudiera ser un nítido indicador para buscar nuevos y mejores cuadros, más carismáticos y con más arraigo en el electorado. Dígalo si no, el hecho de que aun los candidatos en segundo lugar en las dos pasadas contiendas electorales sacaron más votos que los ganadores en el proceso electoral 2019.

Si en Matamoros y/o Valle Hermoso, siguen obstinados con sus compromisos políticos y nominando a los clanes de siempre, hermanos, esposas o parientes, cualquiera que estos sean, lo que viene será una debacle electoral; es no aceptar la realidad monda y lironda y querer que el sol salga por otro lado cada mañana. Lo siento mucho por los cuadros que se ven obligados a emigrar a otros partidos al ver que los candidatos, al menos en esta región son los mismos de siempre.

Querido y dilecto lector, no me creas a mí, atiende preferentemente los números que la historia, que no tiene compadrazgo con nadie, nos arroja como balde de agua fría. De acuerdo a estos números, el diagnóstico es que los partidos tienen una forma de elección de candidatos pésima. Pues los nominados no tienen el arrastre de sus agremiados y mucho menos del ciudadano común.

En función de los siguientes números haga usted sus conclusiones, y si es Usted miembro de algún partido, llévelo con sus directivos y a ver si logra una mejor forma de nominación. Para postular en las próximas elecciones verdaderos candidatos con arrastre.

En la elección del 2013 en el distrito IX, Adela Manríquez Balderas ganó por 23, 775 votos, contra su más fuerte oponente panista por 22, 457.

En las elecciones del 2016 en el mismo distrito IX, Rogelio Arellano Banda, llevando como suplente a Guillermo González Casares, lograron 24, 258 y su contraparte panista, Linda González Zúñiga 21, 215.

En las elecciones del 2019, Paty Palacios del PAN, ganó este distrito con 15, 108 votos. 9, 150 votos menos que su antecesor, casi el 60% de los sufragios logrados por ella.

En las elecciones del 2013 en el distrito X, Juan Patiño Cruz ganó por 22, 547 votos, contra su más fuerte oponente priista que alcanzó 21, 873.

En el mismo distrito X, Anto, muchos nombres, Tovar, llevando como suplente a Mario Tapia, que en el actual proceso electoral del 2019 iba de suplente plurinominal, lograron 21, 633 contra Zuleima Cortes que logró 18, 146.

En las elecciones del 2019, Héctor Escobar del PAN, ganó este distrito con 10, 074 votos. 11, 559 votos menos que su antecesor, y 8,072 votos menos que su correligionaria panista, segundo lugar de la elección anterior.

En las elecciones del 2013 en el distrito XI, el ex priista Juan Martin Reyna, vestido de panista, ganó por 22, 114 votos, contra su más fuerte oponente priista que logró 19, 576.

En el mismo distrito XI, Mónica González García, teniendo como suplente a Laura Garza Dorado, lograron 22, 366 votos contra Víctor Martínez, que alcanzó 18, 124.

En las elecciones del 2019, Leticia Sánchez Guillermo de Morena, ganó este distrito con 9,839 votos. 12, 527 votos menos que su antecesor, y 8,285 votos menos que el panista, quien fue segundo lugar de la elección anterior.

En las elecciones del 2013 en el distrito XII, Belén Rosales Puente, ganó por 26, 295 votos, contra su más fuerte oponente priista que logró 21, 277.

En el mismo distrito XII, el actual diputado Juan Carlos Córdova, acompañado como suplente de Luis Leal García, lograron 24, 679 votos contra Joe Vega, que llegó a 20, 730.

En las elecciones del 2019, Ivett Bermea, ganó este distrito con 12,452 votos. 12,227 votos menos que su antecesor, y 8,278 votos menos que el panista, quien fue segundo lugar de la elección anterior.

No hay peor sordo que aquel que no quiere escuchar. Si con estos números la logística para nominar candidatos sigue siendo la misma, seguiremos teniendo partidos políticos muy pobres, con nominaciones que más que buscar ganar elecciones se busca satisfacer compromisos que no abonan para dilatar el horizonte futuro de cada instituto político.

Hay victorias que más que euforia invita a la humilde reflexión para instalarse óptimamente en una realidad que si no la ubicamos tiende a ser cruel.

El tiempo hablará.

Mas Noticias:
Leer más