¿Y vendrán cosas peores?

Invitado


Los magistrados EDY IZAGUIRRE TREVIÑO y CONCEPCIÓN REYES disponen de varios meses para inconformarse o bien, aceptar la decisión precipitada del Congreso Local, de reducir de cinco a tres el número de integrantes de pleno, en el Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas. Conociéndolos, no creemos que se atrevan y finalmente acataran este ordenamiento del Poder Legislativo de Tamaulipas, aunque puede ser revocado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y es que, de entrada, habrá que decir que no se pueden hacer reformas constitucionales, cuando está iniciado el proceso electoral, es decir, el que arrancó en el Estado el pasado 13 de septiembre. Más precisos, esa reforma debió promoverse de acuerdo a la ley, 90 días antes del inicio del año electoral. Aun cuando los legisladores del Partido Acción Nacional debieron tomar esa medida en el Poder Judicial del Estado, donde hay sobre saturación de magistrados, jueces y demás, finalmente se enfocaron en que es más redituable en lo electoral y por tanto, se inclinaron en el Tribunal del Estado. La exclusión de IZAGUIRRE TREVIÑO y CONCEPCIÓN REYES se veía venir. Ambos sólo estarán en funciones hasta octubre del año que viene, de acuerdo a la modificación al párrafo tercero, fracción quinta del artículo 20 de la Constitución local y sólo quedarán tres, es decir EDGAR DANÉS ROJAS, BLANCA ELADIA HERNÁNDEZ ROJAS que apenas tendrán dos de siete años en el cargo y MARCIA LAURA GARZA ROBLES. Esta reforma entrará en vigor una vez que concluya el Proceso Electoral Ordinario 2020-2021. Según el dictamen, la reducción de cinco a tres magistrados obedece a razones de austeridad, por el ahorro que pudiera tenerse y destinar ese recurso a renglones relacionados con la salud. Así como se lee. Fueron 25 legisladores del Partido Acción Nacional los que avalaron la reforma, la diputada de Movimiento Ciudadano PATRICIA PIMENTEL se abstuvo y nueve de Movimiento de Regeneración Nacional lo hicieron en contra. Ha sido el Senado de la República, quien ha implementado procesos de selección de magistrados, en el que algunos se han quedado en el camino. Es decir, el proceso sale de manos de cualquier instancia en el Estado y son los senadores los que deciden, aunque vayan de por medio recomendaciones para alguno o algunos en los particulares. Pero si de medidas de ahorro es lo que se busca, nada malo tendría que así como en el Tribunal Electoral, se haga lo mismo en el Poder Judicial del Estado donde hay una gran cantidad de salas en lo civil familiar, penal, colegiadas, regionales, juzgados civiles, familiares, mixtos, menores, de justicia para adolescentes y otros que no estaría mal que se hiciera un adelgazamiento, tomándose en cuenta que el trabajo de magistrados, jueves y demás, ha disminuido en forma importante por la pandemia del covid-19.
LOS MANCHADOS
En el reacomodo de la estructura en el Ayuntamiento de Victoria, se consumó la incorporación de CÉSAR SAAVEDRA TERÁN como Secretario, en sustitución de JOSE LUIS LICEAGA, quien había permanecido en el cargo, en espera de tener una segunda oportunidad que no llegó. CÉSAR entra en un periodo como el que vivió la Capital del Estado con el entonces alcalde ARTURO DIEZ GUTIÉRREZ, cuyas condiciones de la ciudad pudiera decirse que son similares, aunque con una visión al mejoramiento con PILAR GÓMEZ LEAL. En aquellos años, ARTURO no demostró trabajo y finalmente, había sido considerado como uno de los peores presidentes municipales de Victoria, hasta que llegó XICOTENCATL GONZÁLES URESTI y le dijo, quítate que ai’ te voy. LICEAGA, al igual que otros funcionarios municipales pudo haber realizado una mejor labor como Secretario del Ayuntamiento. Sin embargo, al igual que unos más, no alcanzó a demostrar, por el simple hecho de que nunca se encontró voluntad y disposición de GONZÁLEZ URESTI y sus más cercanos asesores, para mejorar la función pública y dar respuesta a las demandas de la población. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más