Vacuna; posiblemente en marzo

Invitado


El posible regreso de los alumnos, a las facultades y unidades académicas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, todavía es incierto. Y no es precisamente porque la UAT no esté en condiciones de dar la bienvenida a la comunidad estudiantil, sino que el número de casos de covid-19 en municipios como Victoria siguen en aumento. De lo anterior tiene conocimiento el Rector de la Máxima Casa de Estudios de Tamaulipas JOSÉ ANDRÉS SUÁREZ FERNÁNDEZ. En el mes de noviembre, el Rector emitió un comunicado a la comunidad estudiantil que incluyó a las dependencias de la Universidad, en el que hizo del conocimiento que de acuerdo al Comité Estatal para la Seguridad en salud extendió por dos meses más la emergencia, derivado de la evolución y el comportamiento de la pandemia del covid-19 en el Estado. A estas fechas, las condiciones ni siquiera son las mismas, sino que han empeorado, retardando la reanudación de clases y las labores administrativas al cien por ciento en cada una de las dependencias de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Desde ese entonces dio por hecho que para dar continuidad a las actividades laborales de forma segura, gradual y de manera responsable, adelantaba la extensión hasta el 31 de diciembre, la realización de actividades esenciales en dependencias académicas y administrativas de la UAT. Desde luego que la decisión no fue fácil, pero era lo más recomendable. A escasos días de que concluya este año, se ve cada vez más difícil el retorno a las aulas de los estudiantes en la Universidad y lo más probable, es que las clases del próximo semestre podrían mantenerse en línea. Si bien el Rector SUÁREZ FERNÁNDEZ no ha dejado de dedicarle especial atención a todo el trabajo que implica la rectoría en la UAT, sabe que muchas de las actividades académicas requieren de la presencia de los alumnos, como parte de los procesos educativos y de nivel profesional, sobre todo para los que están a punto de egresar de la Máxima Casa de Estudios de Tamaulipas. Quizá por ello se mantiene el trabajo con horarios reducidos e incluso, el mínimo de personal de acuerdo a las necesidades de cada una de las dependencias universitarias y de sus respectivas áreas. Por lo pronto y en espera de que las condiciones mejoren, aunque se observa difícil, el grupo de mayor riesgo o vulnerabilidad ante el covid-19 se mantiene exento de acudir a laborar a sus centros de trabajo. Por tanto, las clases de lo que comprende el periodo de otoño 2020 se mantendrán de manera virtual, apoyados en todo momento en la plataforma académica y tecnológica de la Universidad. No hay de otra. Y lo mismo podría suceder en el próximo semestre, tomándose en cuenta que si bien ya existe por ahí la vacuna contra el covid-19, todavía tardara algunos meses en aplicarse.
LOS MANCHADOS
Dicho por el Subsecretario para la Prevención y Promoción de la Salud ALEJANDRO GARCÍA BARRIENTOS, sería hasta marzo del próximo año, cuando posiblemente ya se esté aplicando la vacuna contra el covid-19 a la población en general. Antes de ello, como una especie de prueba piloto para todos los estados del país, Tamaulipas entregará una relación de 975 trabajadores del área de salud, los que de manera voluntaria recibirán la vacuna covid-19. La Secretaria de Salud GLORIA MOLINA GAMBOA dio por hecho la integración de esa relación para ser entregada al Gobierno Federal y que sea esta instancia, la que determine cuándo se empieza con su aplicación. Afortunadamente hay varias alternativas, una de ellas es Pfizer, Moderna que está próxima a adquirir licencia en Estados Unidos o la que se produce en China. Es una aplicación totalmente voluntaria, donde cada trabajador firmará que es voluntario para la aplicación de la vacuna y aquel que no quiera, sencillamente no se va a vacunar en esta prueba piloto. La realidad de las cosas es que ya urge el biológico, porque de plano, al menos en la Capital del Estado, la gente no entiende. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más