Se tenía que decir y se dijo

Invitado

La Secretaría de Educación de Tamaulipas dio a conocer los Protocolos de Seguridad para los Centros Educativos, en donde se integran un conjunto de reglas, conductas y acciones para prevenir, atender, gestionar y resolver de manera exitosa una crisis o acontecimiento. Se trata de nueve contingencias que en un momento dado se pueden presentar en las escuelas, en los que se pide consultar al director, docente o alumno de la escuela para saber cómo actuar en caso de ser necesario, en accidente en viaje, uso o posesión de arma, intento de suicidio, enfrentamiento con armas en los alrededores del plantel. También incluye acciones relacionadas con violencia escolar, accidente o lesiones, consumo de drogas y alcohol al interior de las escuelas, despliegue de fuerzas de seguridad así como robo o desaparición de objetos. Lo anterior tras hechos que se han registrado en esta Capital como en otras partes del país, donde alumnos se han ido o se los han llevado con engaños personas extrañas a la escuela e incluso, a los menores de edad. De hecho, el Secretario de Educación MARIO GÓMEZ MONROY abordó el tema este miércoles, previo a la ceremonia del Día del Ejército, realizada en las instalaciones del 77 Batallón de Infantería en esta Capital, a donde acudió con la representación personal del Gobernador FRANCISCO GARCIA CABEZA DE VACA. En las escuelas existe un protocolo de entrega de niños, en el que los directivos de las escuelas, tienen la obligación de esperar a que lleguen los padres de familia por sus hijos. Desafortunadamente, habrá que decirlo, en muchas ocasiones son los propios padres de familia los que dejan minutos y en algunos casos horas a sus hijos afuera de las escuelas, una vez que concluyó el horario de clases. No generalizamos, pero es una triste realidad ver cómo están sentados los peques o van caminando solos por la calle, atravesando montes o lugares despoblados de regreso a su casa. A como van las cosas, va a ser necesario que las personas que estén autorizadas para recoger los menores estudiantes, además de los padres, lleven una acreditación expedida por los directivos de las escuelas o bien, la Secretaría de Educación. En este tipo de protocolos, afortunadamente ya existe una coordinación con la Fiscalía General de Justicia para emitir, en caso de ser necesario, alertas cuando algún menor de edad no llegue a su casa, al desaparecer de las afueras de un plantel educativo. En esta coordinación, participa el sistema para el Desarrollo Integral de la Familia. Aunque en estados como Nuevo León lo que se hace es llevar al menor que se olvida no pasan por el sus padres, al DIF, tomarlo como ejemplo, daría paso a que los papás, se sientan seguros y mejor ir por ellos al DIF, cuando la obligación es ir a la escuela. Desde luego que se tiene que reconocer algunos aspectos, como el hecho de que los padres del menor, en ocasiones no salen a la hora, llegan tarde por el estudiante por el tráfico, se quedaron a trabajar más tiempo y hasta se les pudo haber olvidado, aunque usted no lo crea. Ayer platicábamos con RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ secretario general de la Sección 30 del SNTE en Tamaulipas, quien supo reconocer que ante un eventual caso de desaparición del menor, a los primeros que se les acusa es a los maestros, cuando pudiera decirse que su compromiso termina, con el horario de trabajo. En el peor de los casos, le surgen denuncias sin mediar consecuencias e incluso, sin abrir una investigación. Y es que hay maestros que si bien pudieron haber incurrido en alguna falta, generalmente se sataniza y no se investiga antes o bien, se le concede la oportunidad de defenderse. Cuando lo hace, su imagen fue por demás dañada en redes sociales, ante los padres de familia y porque no, entre los mismos maestros. Habrá que decir, que en la etapa en la que se va forjando la persona como padre de familia, sea el varón o la mujer, en más de una ocasión se olvida o se llega tarde a la escuela por sus hijos, sea por cualquiera que fuere el motivo. Y no se les puede reclamar la obligación que tiene ni tampoco hacerle la observación, porque los padres de familia, creen que es obligación de maestros y directivos de las escuelas esperar a que lleguen los papas de los menores, para poderse retirar, cuando la realidad es que no es así. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más