Se acabó el encanto

Invitado

Aunque todavía no está del todo definido, al menos hasta ahora el destino del Partido Encuentro Social está encaminado hacia la pérdida de su registro nacional, tras no alcanzar el tres por ciento de la votación. Si bien lo único que le puede salvar al PES es el hecho de haber ido en coalición con Movimiento de Regeneración Nacional y Partido del Trabajo, lo demás es cosa perdida. Posiblemente quienes estén al frente de dicho instituto político, algunos, no todos, logren acomodarse en la administración federal teniendo una representación en dependencias del Gobierno de la República en Tamaulipas, sobre todo los que dirigen a lo que queda del partido, pero en lo político, están en la lona. Pudiera decirse que Encuentro Social, ganó perdiendo. De hecho, el todavía diputado federal por Encuentro Social ABDIES PINEDA MORIN, se quedó en la raya y, aun cuando figuró en los primeros lugares del listado de prospectos al senado por la vía de representación proporcional, en la segunda circunscripción no alcanzó un escaño y muy apenas terminará su encomienda como legislador federal, para después irse a descansar a su residencia, ubicada en el Valle de Texas, en los Estados Unidos. Además de que ABDIES no llegó a la Cámara, el Partido que representa en Tamaulipas perdió la única alcaldía que tenía en la persona de JORGE NAVARRO GARZA. Bueno, diremos que la tuvo sólo unos meses, dado que el presidente municipal, nunca se sometió a los caprichos de PINEDA MORIN y prefirió gobernar para el pueblo, no para quien quería imponer sus condiciones. Más de uno se preguntará ¿A qué se debe la debacle de Encuentro Social? En parte a que se perdió el origen, el objetivo, la doctrina, los principios y nunca se respetaron los estatutos y reglamentos internos, por quienes siempre han estado al frente del Partido, que son los que al final de cuentas deciden qué hacer y con quien hacerlo. Se olvidaron de los que en un principio vieron en Encuentro Social una opción política diferente, los que al final de cuentas se decepcionaron, al darse cuenta de que pasaron a ser más de lo mismo, con gente que simple y sencillamente los engaño. Con personas que sólo se beneficiaron con las siglas pero también con las prerrogativas, es decir, dinero que reciben de organismos como el Instituto Electoral de Tamaulipas. Y aunque la ambición no cesa, por lo menos tendrán que dejar de darse unos lujos y mantenerse en la banca, al menos mientras esperan ser tomados en cuenta para la conformación del nuevo Gobierno de la República, con algún cargo en Tamaulipas, desde donde puedan seguir adelante con todos sus trafiques, a los que están acostumbrados, y los que están a punto de perder. El PES cometió los errores que los demás partidos políticos y esas son sus consecuencias. Tan solo en la dirigencia estatal se impuso a RIGOBERTO RODRIGUEZ RANGEL por obra y gracia de ABDIES PINEDA MORIN, quien al final de cuentas, es la mano que mece la cuna en Encuentro Social. A la gente que dio vida al PES no la tomaron en cuenta y finalmente, el ex del PRI, vino a dirigir las riendas de Encuentro Social. Y lo que son las cosas, con todo y alianza con Morena como el PT, el PES tuvo su peor debacle en esta última elección, en la que hubo casillas, en las que no obtuvo ni siquiera un solo voto. El mensaje es prácticamente el mismo que se le envió al Partido Acción Nacional. Para darnos un ejemplo, el PES, en un intento desesperado por mantener su registro, presentó 68 impugnaciones a la elección presidencial. Pero como se pone en duda con ello el triunfo de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, aducen que los medios de impugnación van más enfocados a conseguir una mayor cantidad de votos, que le permita a sus dirigentes mantener el acceso a las prerrogativas, que para ellos es más importante, que ganar cargos de elección popular. Difícilmente el PES obtendrá el registro y más difícil será verlos participar en la elección de diputados locales en el 2019 en Tamaulipas. Al igual que a dirigentes de otros partidos políticos, a los de Encuentro Social la gente simple y sencillamente les dio la espalda y le retiraron el apoyo. A ver si con ello, el todavía regidor independiente MARTE ALEJANDRO RUIZ NAVA se da cuenta de que, lo único que hicieron los dirigentes del PES, fue jugar con sus sentimientos al darle la dirigencia municipal del Partido en Victoria. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más