Nos vamos quedando atrás

Invitado

En algunas empresas, como las de telefonía móvil, han colocado, lo que con el paso de los días tendrán que ir haciendo las demás, sobre todo, las que tienen servicio de atención al público. Una de ellas, quizá la que más clientela tiene, comparativamente con las demás, ahora cuenta con una especie de ventanilla al público, cuyo intermediarismo, entre el usuario y el ejecutivo, es una especie de cristal. Con ello se protege el que atiende al cliente, de cualquier posible contagio que pudiera darse relativo a la pandemia del coronavirus covid-19. Lo hemos estado comentando y, habrá que decirlo, es algo que hasta ahora no ha sido por indicaciones de la Secretaria de Salud GLORIA MOLINA, sino porque son medidas que se han implementado en otras partes del mundo y les ha funcionado. Sin embargo, tendrán que irse integrando a las nuevas disposiciones, para no tener que interrumpir servicio de atención al cliente. Este tipo de medidas se han reforzado en instituciones bancarias, donde si bien ya se disponía de cristal, los accesos están más restringidos, aunque con cierta desorganización por parte del personal. Y es que, la realidad de las cosas es que muchos comerciantes, pequeñas, medianas y grandes empresas tendrán que ir utilizando modelos que se están utilizando en otras partes del país y de los que en Tamaulipas aún no se autorizan por la Secretaria de Salud, con las respectivas medidas preventivas, habrá que aclarar. Por ejemplo, en materia de turismo la Isla del Padre, ubicada en el Valle de Texas, en los Estados Unidos reanudó de manera parcial sus actividades y desde el 20 de mayo lo hará, como si la pandemia del coronavirus covid-19 se haya superado. En el vecino país del norte, hay negocios, comercios y establecimientos que han abierto sus puertas al público en general. No muy lejos, en Monterrey Nuevo León, hay franquicias, incluso establecimientos relacionados con la preparación de alimentos, donde esté permitido el consumo. La única condicionante, es que casa una de las mesas tiene como mínimo un metro y medio de distancia, para evitar posibles contagios de covid-19. Siguen atendiendo el renglón de entregas a domicilio e incluso, cuando el comensal pasara por el producto. A ello han sumado el consumo en el local, como parte de una estrategia que insistimos, la irán adquiriendo otros establecimientos. De una u otra forma, esa será la manera en que vayan reanudando actividades la mayor parte de las empresas, negocios o centros comerciales, los que en todo momento deberán seguir con las medidas preventivas y obligatorias, como lo es el uso de cubrebocas, la toma de la temperatura, el uso de gel antibacterial y el lavado constante de las manos con jabón. Y es que, poco a poco la gente le ha ido perdiendo el miedo o de plano no cree y le resta importancia a lo que pudiera ocasionar el virus, a tal grado que las insistencias de la Secretaria de Salud GLORIA MOLINA, en el sentido de que se queden en casa como medida de prevención y protección al contagio, ya ni caso le hacen.
LOS MANCHADOS
Ahora bien, posiblemente por la suspensión del servicio de transporte público el domingo, pero la realidad de las cosas es que la Capital del Estado dejó de encabezar el listado de personas con síntomas de covid-19. Ahora la posición. Nada deseable, la tiene Matamoros, al menos en uno de los últimos reportes emitidos por la Secretaria de Salud. Municipios como Tampico, Altamira y Madero, siguen registrando. Incluso Ciudad Victoria. Sin embargo, la duda sigue siendo, ¿Por qué Reynosa sigue siendo la ciudad con menos casos de covid-19 confirmados? Lo anterior si se toma en cuenta dos aspectos fundamentales, uno de ellos, el hecho de ser una población vecina del Valle de Texas, en los Estados Unidos, y la segunda, ser la ciudad que más habitantes tiene, de los 43 municipios de la entidad. ¿Está raro? Desde luego que sí. ¿Será que la alcaldesa si se supo preparar para proteger a sus habitantes de esta pandemia? ¿Estarán escondiendo las cifras? En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más