Amores Prohibidos

Invitado

Podríamos calificar la presente contienda como la tragedia de la ambición, en donde como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, los ideales que antes sustentaban a la mayoría de los partidos hoy salen sobrando pues lo que importa es sumar para llegar al poder. El candidato de la alianza denominada “Por México al frente”, Ricardo Anaya (RA), a quien se le conocía como el joven maravilla ha proyectado el punto culminante de su ambición por el poder, del cual no estoy seguro que tan bien librado vaya a salir.

Explorando los más bastos abismos del entendimiento y de las pasiones que habitan dentro de quienes aspiran a la máxima embestidura nacional, léase la presidencia de la República, el hecho de haber declarado la intensión de negociar con EPN para evitar la llegada de AMLO al poder, no deja muy bien parado a RA, lo proyecta en forma nítida su falta de ideales, quizá hasta de compromisos para con formas filosóficas de ver la vida. La deslumbrante hermosura del poder lo ha fascinado y no midió las consecuencias de su planteamiento, pero es obvio que vendría eso y más. Permítame expandirme y traer luz a mi sentencia, apreciable y sesudo lector.

Déjeme traer a colación una obra escrita hace ya varios siglos y comentarle que la principal tragedia de Macbeth, obra de Shakespeare, es el hombre con sus pasiones; del plomo vil de una leyenda fantástica, hace brotar el oro purísimo de una tragedia sin par, en donde la causa principal es el deseo obsceno y sin medida por llegar el poder sin detenerse a contemplar los efectos secundarios de los posibles atajos que se pudieran querer tomar.

La biografía inmediata de RA lo ubica como un Maquiavelo contemporáneo, ese que se proyecta con el aforismo de que el fin justifica los medios. En este caso el fin del ex joven maravilla es llegar al poder y los medios son hacer a un lado los ideales de su partido para poder hacer una alianza con partidos progresistas que en un buen número de sus doctrinas políticas son prácticamente como el agua y el aceite. Eso no le importó, promovió la alianza con el PRD y con MC con el pretexto incisivo de que había que sacar al PRI de Los Pinos. Una fórmula, que atendiendo precisamente a sus doctrinas, se convierte en una bomba de tiempo, aunque por ese afán de llegar al poder insisten en decirnos que siempre se van a entender y que su relación será miel sobre hojuelas.

Imaginemos un caso hipotético de aprobación parlamentaria en la que tienen que aprobar una ley que tiene que ver con el aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo. Quienes conocemos un poco, o un mucho, de las doctrinas del PAN sabemos cuál es, en teoría, su postura. Qué va a suceder en este caso de diferencias antagónicas más que obvias en el supuesto caso de ganar las elecciones. Creo que RA ha minimizado este detalle en ese afán desmedido por llegar al poder.

Ahora, a pesar de haber externado que la razón de ser de su alianza era sacar al PRI de los Pinos, hoy comete una incongruencia que lo pinta nítidamente en ese afán Macbethiano de hacerse del poder a costa de lo que sea. Sugiere otra alianza kafkiana, de mayor dimensión de rareza que la hecha con los partidos citados PRD y MC, aliarse con EPN para evitar la llegada de AMLO al poder.

Muy querido y dilecto lector, es valido preguntarse qué sigue en esta escalada de barbaridades políticas surgidas de una ambición de poder que ha dejado en el camino a todos sus ex jefes, Felipe Calderón y Gustavo Madero por decir los más sonados hasta el momento.

El hartazgo de la gente por las babosadas que se presentaron en este sexenio peñista no debe de llevarnos a escoger en forma visceral a quién entregarle las riendas de nuestro país sin una brújula o un mapa que nos indique por dónde se moverá. Con tanta alianza inverosímil que ha hecho y pretende hacer el queretano RA no tendríamos ninguna certeza. Muchos lo consideran el segundo lugar al que se debe apoyar para evitar la llegada de AMLO al poder, pero con esta última ocurrencia deja en el ánimo general de la ciudadanía aquella sospecha que afirmaba del grupo político conocido como el PRIAN, cosa que en este preciso momento no apoya mucho la causa ni del PRI ni del PAN.

La petición ya la lanzó RA a la palestra, veamos en el recuento de los daños si revira y pone freno para no perder más de lo que pudo haber ganado, o quizá su petición es avalada y tomada en cuenta por los poderes fácticos y se ve como una verdadera posibilidad, cosa que desde el punto de vista de las ideas y las doctrinas pudiera ser muy trágico para nuestro país.

El tiempo hablará.

Mas Noticias:
Leer más