Diferencia de sanciones

Invitado

Aunque son diferentes los protagonistas, la promoción personalizada es prácticamente la misma. Incluso, fue una práctica muy concurrente durante los primeros meses de la pandemia del covid-19 en diferentes municipios de Tamaulipas, en la que entregaron despensas o bien, productos como tomate, frijol, huevo y otros, en los que si bien se buscó ayudar a la población de escasos recursos económicos, el mal pudo haber estado en tomarse la fotografía con los necesitados y, en el peor de los casos, subirla y difundirla en redes sociales como el Facebook. Todo ello sentó las bases para el ir y venir de una serie de acusaciones entre diferentes partidos políticos, cuyos militantes o simpatizantes hicieron prácticamente lo mismo. Incurrieron en una violación a la ley, senadores de la república, diputados federales, alcaldes y hasta regidores. Es decir, del ámbito federal y local. Sin embargo, desde un inicio el Instituto Nacional Electoral se desligó y envió cada uno de los casos vinculados a lo federal, para que el Instituto Electoral de Tamaulipas, analizara e impusiera una sanción, si así fuera el caso, por tratarse asuntos de competencia local. En ese sentido, el Ietam ha resuelto procedimientos ordinarios y especiales sancionadores, cuyos proyectos de acuerdo o resolución, no han dejado a todos contentos a los representantes de partidos políticos involucrados. Han sido amonestaciones públicas o privadas, incluso económicas, cuyos montos comparativamente con la promoción personalizada, lograda en meses, posicionando a la figura ante la población, es nada. El Ietam ha “sancionado” a personajes como el diputado local RIGOBERTO RAMOS ORDOÑEZ DE Movimiento de Regeneración Nacional, incluso al regidor de Nuevo Laredo JUAN MANUEL FLORES PERALES, y hasta el legislador del Partido Acción Nacional SALVADOR ROSAS QUINTANILLA. Aun cuando las sanciones han sido relativamente una caricia por parte del Ietam e incluso, que los partidos que los acusaron en su momento han exigido mayor drasticidad contra ellos, el Instituto dejó las cosas tal y como acordó el Consejo General. Incluso, las sanciones las ratificó el Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas. En la última sesión extraordinaria, realizada a las 18:00 horas, el Consejo General del Ietam desahogó procedimientos sancionadores, que no tuvieron nada nuevo, pero que deja en entredicho, no medir con la misma vara. Y es que, como se dijo al principio, la promoción personalizada es la misma, pero no así los actores y por tanto, se optó por declarar la inexistencia de la presunción consistente en actos anticipados de campaña y promoción personalizada con el uso de recursos públicos. A estas alturas es desgastante para representantes de partidos políticos como el PRD en voz de JORGE SOSA, del Trabajo ARCENIO ORTEGA LOZANO, como los de Acción Nacional y Morena, estar insistiendo para imponer sanciones con más severidad por parte del Consejo General del Ietam, aunque con menor nivel que el debate que se desata en el Congreso local. ¿Cuál es la diferencia en un mismo acto? Obvio, los actores. Por eso, hay a quienes si se les “sanciona”, pero a otros se las perdonan. Lo cierto es que varios han violentado la ley, anticipándose a la promoción personalizada y difundiéndola en redes sociales, que es donde precisamente existe una amplia gama de lectores. Pero más allá de lo que hagan o dejen de hacer los senadores, diputados federales, legisladores locales, alcaldes, síndicos y hasta regidores, el Consejo General del Ietam ha mostrado tibieza en la aplicación de sanciones pero también, carecido en hacer un llamado enérgico a los actores, representando una competencia no desleal, pero si no equilibrada ni equitativa, como han sido las amonestaciones públicas o privadas, con aquellas que llevan un monto económico, las que en unas si aplican, pero en otras se les perdona, aunque en todos los casos, coinciden en una promoción personalizada y difundida en redes sociales. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Mas Noticias:
Leer más