Un indio llamado Sergio Guajardo…

J. Eleazar Avila Pérez

Estamos a semanas de que inicie el nuevo proceso electoral en Tamaulipas y no queda mucho tiempo. O ponen de patitas en la calle a Sergio Guajardo Maldonado o dejan que se cuele a una diputación local que le de la impunidad que tanto le importa.

Lo divertido del tema es que la crónica de esta circunstancia la escribimos en 2016. Tras la derrota del PRI les dijimos que el nuevo gobernador les impondría un dirigente, que lo estaban buscando, que lo encontraron y que era parte de una cofradía para perder en 2018.

Que lo escogieron por chiquito y avaricioso, que se atuvieran a la consecuencias, que el mismo Sergio no tenía la culpa, que en todo caso, era solamente un indio a quien muchos hicieron compadre.

Que toda la fuerza del estado y los mismos priístas mal informados (por decirlo amablemente), le estaban haciendo el juego al PAN, a su comandante y que se estaban dando un balazo político en una patita.

Que no habría comunicación política estable, que lo poco que quedaba del partido sería manipulado para estorbar a los candidatos y al propio PRI. Pero era tan grande el broncón que tenían en Insurgentes que no tendrían tiempo de meterle mano a las entidades.

Que las cosas se pondrían mal, muy mal. Que el amor se gastaría en celos, que el recurso sería discrecional, que Sergio sería un presidente grosero, con los suyos, con el personal, con los candidatos, con los liderazgos de los sectores, organizaciones, los dirigentes locales.

Que era un hombre que ladraba al hablar y que nadie la pondría bozal. Que sus conferencias serían a punta de barbotar ideas fingidas de orgullo tricolor, pero que como los clásicos no se fijarían como gritaba, sino como actuaba mañosamente en favor de la Casa de Gobierno.

Que habría muchos comentarios, sucedidos, lugares comunes, verdades de Perogrullo, pero tampoco hicieron nada.

Les dijimos que las válvulas de escape en Whatsapp eran buenas pero que servían como las mentadas de menta, o las llamadas a misa. El que va, es por su gusto y el que no, se queda en casa.

Nos divertimos asignándole las iniciales de SGDC (con perdón de nuestro amigo Francisco Garza de Coss, con quien ya me disculpé en vivo por usarle a ultranza). Es más estoy cierto que en tiempos de EHF cuando se impuso un dirigente en el PAN, el titular azul tuvo un trabajo de mucha más dignidad.

Les advertimos, nos dimos a la tarea de aconsejar, avisar, aleccionar, instruir, enseñar, amonestar, reprender, asesorar, sugerir, insinuar, prevenir, amenazar, exhortar, apercibir, sermonear, informar, aclarar, explicar, indicar, opinar, proponer. Pero nadie aprende en cabeza ajena y menos cuando existe la certeza de que los priístas de Tamaulipas son de “pants”.

Buscamos conjurar, conspirar, maquinar, confabularse, conchabarse, coligarse, tramar, intrigar, exorcizar, adjurar, conminar, expulsar, echar, alejar, eludir, evitar, sortear, impedir, remediar, rogar, suplicar, implorar, instar, pedir, invocar, solicitar.

Y nada sucedió… aún cuando en simpleza tengamos razón…

Lo mejor de cada casa…

Y finalmente quedó claro y como nos indica José Ramón Gómez Leal, los representantes del poder federal en las entidades será igual, delegados. “Hubo resistencia por parte de algunos gobernadores en que la figura se llamara coordinador, por eso se acordó llamarlos delegados”.

Y ya en este contexto reveló sobre el Foro de Pacificación, del próximo 22 de octubre lo siguente. “El foro va a ser el día 22 de octubre en el estado, tendré reunión con personal que colabora con Alfonso Durazo, el próximo secretario de Seguridad, para confirmar fecha, hora y lugar”.

Y mientras, avanzan la entrega recepción en muchos sitios. Por ejemplo en Matamoros el propio Jesús de la Garza ha sostenido tres o cuatro reuniones con el alcalde electo Mario López y sus mostramdo siempre el interés de que a partir de este día “se pueda hacer supervisión de obras conjunta”.

Y siguen las voces entre los que dicen que no hay más que dos sopas para dirigor al PRI de Tamaulipas. Enrique Cárdenas bastión importante de este partido y el otro es César García Coronado. Vamos a ver que sucede que por ahora la certeza es de que Sergio se va y que tienen que auditarle opues hjay sospechas de manejos “extraños”.

Del cuarto piso.- Y ayer nuevamente Añejandro Etienne subrayó un no a la amnistía propuesta por el presidente de México. “Me parece que quienes hayan cometido una situación que atentó contra el orden tienen que ser sancionados, y buscar una amnistía a mí me parece que no es el caso, porque ha habido delincuentes con situaciones”.

Nostra Política.- La verdad que pena las acciones de odio contra el poder ganador, descargado contra el hijo de AMLO y como vemos en estos días su esposa. Mal tema sin duda.

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis

Mas Noticias:
Leer más