Relevo en el IMSS

Juan Montoya

Las encuestas son demoledoras, los resultados cada vez más complicados para el aspirante presidencial tricolor JOSÉ ANTONIO MEADE KUBRIEÑA, por lo que es necesario un cambio total de mandos y acciones para recuperar un terreno en los meses que faltan de campaña.

En casi todas las mediciones, aparece el abanderado de MORENA, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR en primer lugar; en segundo sitio el del PAN, RICARDO ANAYA, con un ligero crecimiento y en tercer lugar estancado PEPE MEADE.

Uno de esos movimientos seria el cambio en la dirigencia nacional del PRI con ENRIQUE OCHOA REZA, cuyo trabajo fue siempre en detrimento del propio PEPE MEADE.

Se menciona como su relevo a RENÉ “El Negro” JUÁREZ, hombre cercano al ex Secretario de Gobernación, MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG.

MEADE carga con el desprestigio de un partido que por años se repartió las posiciones entre los grupos privilegiados, que son comandados por distintos clanes, como los de EMILIO GAMBOA y MANLIO FABIO, quienes colocaron a sus hijos en plurinominales rumbo al Senado.

No se diga en las diputaciones federales, ver los nombres en los primeros lugares en las listas, más que una afrenta, es un recordatorio maternal para la clase priísta. Es la misma basura de siempre.

Todo ese desprestigio se le colgó a PEPE MEADE, quien sin lugar a dudas pudiera ser el mejor candidato que tiene el país rumbo a Los Pinos, pero es postulado por el partido más desprestigiado por las múltiples corruptelas cometidas por décadas.

Con un candidato como PEPE MEADE muchos apostaron a una recomposición, pero no fue así las mafias del poder presionaron y se quedaron con los pedazos con más betún del pastel. Sí gana MEADE ya es ganancia, pero si pierde de todos modos tienen una posición. No tienen nada de qué preocuparse, siempre serán los parásitos del poder.

Urge una limpia en el PRI y se empieza con OCHOA REZA, la misma barrida que necesita el PRI tamaulipeco. Los candidatos al Senado, YAHLEEL ABDALÁ y ALEJANDRO GUEVARA deben presionar para tener un dirigente que se rompa el alma y no sea cómplice de la destrucción de lo poco que queda de pie en el PRI.

Sus bienes y candidatos son atacados, sin que SERGIO GUAJARDO MALDONADO levante la voz, más allá de denuncias que de ante mano sabe que no lo llevarán a ningún lado. Sólo lo hace para sentirse satisfecho y con el sentimiento del deber cumplido.

También en Tamaulipas urgen operadores que respondan a los candidatos que van por mayoría que enfrentan el desprestigio de su partido y las imposiciones.

Hablando de cambios, tenemos que el delgado regional del IMSS en Tamaulipas, ROBERTO HERNÁNEZ BÁEZ dio posesión a JOAQUÍN MADERO BENÍTEZ como titular de la Subdelegación Administrativa en la ciudad de Tampico.

El nuevo Subdelegado es tampiqueño, cuenta con amplia experiencia en la administración pública, donde ha desempeñado diversos cargos, entre los que destacan: Director de Fondos Federales en el municipio de Altamira, Tamaulipas; Subdirector de Administración y Finanzas en la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado; y Coordinador de Equidad Social en la Secretaría de Desarrollo Social del Estado de Tamaulipas.

El nuevo Subdelegado en Tampico, es Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), y cuenta con la Maestría en Mercadotecnia por el mismo Instituto y tiene la misión de fortalecer el trato, servicio y atención a la derechohabiencia.

Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más