Rechazan endoso

Juan Montoya

El problema de los migrantes en los estados fronterizos crece de manera dramática, los tapones colocados en el sur no han sido suficientes para contener la ola de Centroamérica y otras partes del mundo.
Son miles de extranjeros a la espera de una visa humanitaria por parte de Estados Unidos, que por desgracia no se ve que vaya a llegar.
Claro, en las cifras no se contemplan a los mexicanos que repatriados de los EU y que dejan en los puentes fronterizos de México.
La mayoría de los albergues están saturados y ya no tienen la capacidad para atender a los migrantes que llegan para esperar el permiso de las autoridades norteamericanas.
Las fronteras de Tamaulipas están saturadas, lo mismo que las de otras entidades como Coahuila y Nuevo León en menor grado.
Tamaulipas cuenta con 17 puentes internacionales y de acuerdo a las cifras oficiales diariamente entre cuatro mil y cinco mil migrantes intentan cruzar a los Estados Unidos a través de una visa humanitaria.
Los refugios están rebasados y ya hay una crisis social en la frontera, pues ya no hay lugares para atenderlos, pero además los recursos económicos escasean y son escamoteados por el gobierno federal en su política de austeridad.
“En el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 se cancelaron todos los recursos de los Fondos de Atención al Migrante y de la Frontera Norte, que en el 2018 fue de 28.6 millones de pesos”, afirma JOSÉ́ CARMONA, director general del ITM.
“Ya no sabemos dónde meter a tanta gente que intenta cruzar a Estados Unidos que pretenden hacerlo a través de una visa humanitaria”.
Diariamente son entre 400 a 500 deportados los que se reciben en los 17 puentes con Estados Unidos.
Ante esta escasez de recursos son los municipios los que afrontan los gastos por la llegada de miles de personas y aunque el gobierno mexicano les dio permiso para laborar, muchos migrantes no lo utilizan, pues están preocupados por las gestiones ante el gobierno americano.
La alcaldesa de Reynosa, MAKI ORTIZ señaló que el tema de la migración repercute en sus finanzas municipales, pues de acuerdo a sus cálculos cada migrante tiene un costo aproximado de 500 pesos diarios que se distribuyen en gastos de medicinas, albergue, alimentos y atención a los niños y adultos respetando los derechos humanos en todos los albergues del municipio.
Este panorama nos hace ver la importancia de un acuerdo de seguridad de los gobernadores de Tamaulipas, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA; de Nuevo León, JAIME RODRÍGUEZ CALDERÓN y de Coahuila, MIGUEL ÁNGEL RIQUELME SOLÍS, pues reconocen la imposibilidad de atender bajo las mismas condiciones a los migrantes.
Los gobernadores señalaron que Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila no cuentan con recursos, ni la infraestructura para atender a la ola de migrantes que la Federación pretende endosarles.
El convenio firmado es en materia de seguridad, pero en ese sentido el gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA dijo que buscan impedir que los extranjeros sin permiso de tránsito lleguen a la frontera.
“Queremos que la Policía Estatal pueda también coadyuvar con las autoridades federales y poner a disposición del INM a los migrantes y evitar que lleguen a la frontera que es nuestra última línea y evitar problemas en los municipios de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros”.
Es un acuerdo por la seguridad de todos. La federación debe entrarle con la parte que le corresponde, evitar la llegada de migrantes y reactivar los apoyos a los migrantes.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más