Ni burro, ni caballo

Juan Montoya

En definitiva algunos de los candidatos les gustaría ver un relevo del dirigente estatal del PRI, SERGIO GUAJARDO MALDONADO.

Tras la salida de ENRIQUE OCHOA REZA del CEN del PRI y la llegada RENÉ JUÁREZ se dieron especulaciones respecto a movimientos en Tamaulipas.

Sobre todo después de que el mismo RENÉ JUÁREZ adelantó que exigirán mayor trabajo a las dirigencias estatales, con el objetivo de empujar la candidatura presidencial de JOSÉ ANTONIO MEADE KUBRIEÑA.

Esas palabras sonaron a gloria para muchos priístas, decepcionados por la manera que se maneja la dirigencia estatal y como se reacomodaron las candidaturas a las alcaldías y cabildos, donde metió la mano GUAJARDO.

Las propuestas de los cabildos en lugar de sumar, descontaron a los candidatos a las presidencias municipales, diputados y senadores. De paso afectaron al propio MEADE, quien necesita sumar, no deducir.

Y en la política, mejor que en cualquier otra actividad, existe el claro ejemplo de que hay sumas que restan, como las posiciones plurinominales que se entregaron a las mismas familias de siempre que se sienten dueños del país.

Sin lugar a dudas MEADE podría ser el candidato más preparado, pero no despierta pasiones, no sabe alentar las esperanzas, ni enciende un mechero con la fogosidad de sus palabras, es quien podría ser el mejor presidente de todos los postulados, sin embargo es el peor posesionado.

Los priístas locales inclusive sufrieron el mismo problema en la pasada elección cuando el candidato BALTAZAR HINOJOSA OCHOA le faltó pasión a sus acciones y con un equipo de trabajo que lo hundía y que simbolizaba la perpetuación de los mismos grupos en el poder.

Los tamaulipecos no quieren a los grupos priístas que encabezan los personajes que rodeaban a BALTAZAR. Esas sumas que hizo el PRI en Tamaulipas le restaron mucho al matamorense hoy entronizado en la titularidad de la Sagarpa.

En esta semana, los priístas empezaron a presionar para el relevo de GUAJARDO y el domingo se realizará una reunión donde decidirán finalmente la suerte de la dirigencia en Tamaulipas.

Urgen cambios en la estructura y sectores del PRI, para quitarle la modorra y buscar que los votos no dependan del efecto positivo o negativo de la candidatura de PEPE MEADE.

El domingo será clave para decidir si apoyan la dirigencia de GUAJARDO o piden su relevo ante RENÉ “El Negro” JUÁREZ. Hay dos corrientes, la que exigen su salida y la otra que pide su permanencia con el consejo de que nadie cambia caballo a mitad de río, además de que lo único que deja en el PRI son problemas y la quiebra económica. Pero la verdad, ni a burro llega.

En ciudad Victoria, el candidato a Senador de Por México Al Frente, ISMAEL GARCÍA CABEZA DE VACA, se reunió con un grupo de empresarios ante quienes sostuvo el compromiso de trabajar en unidad para alcanzar las metas conjuntas de inversión, desarrollo económico y generación de empleos.

El candidato a Senador precisó la necesidad de lograr más presupuesto y mejores programas para financiar proyectos de crecimiento de negocios.

En Reynosa, la CTM y los candidatos del PRI en Tamaulipas reafirmaron la alianza para ir juntos con ALEJANDRO GUEVARA COBOS y YAHLEEL ABDALA CARMONA por el triunfo en julio 2018.

Los líderes obreros EDMUNDO GARCÍA ROMÁN y REYNALDO GARZA ELIZONDO manifestaron que tienen confianza en ALEJANDRO, YAHLEEL y en nueve futuros diputados federales para que abanderen las demandas obreras, aseguraron.

Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más