Las clausuras aúllan

Juan Montoya

No hace falta ser economista para entender que la caída de la inversión extranjera en México va mucho más allá de los efectos del Coronavirus.
Es cierto, no se puede soslayar el impacto de la epidemia, pero también que algunas acciones de la política económica provocan una depresión entre inversionistas extranjeros que dejaron de coquetear con la creación de empresas en el país.
Los reportes de la Secretaria de Economía revelan que durante el periodo de enero-septiembre del 2020 solamente ingresaron al país 23 mil 482 millones de dólares, lo que representa una caída del 19.9 por ciento si se compara con el mismo periodo del 2018.
Es la caída más alta que solamente se comparan con el año 2014 cuando los índices de IED se cayeron por acciones de inversionistas mexicanos que compraron acciones de América Móvil y cuando una empresa belga adquirió el Grupo Modelo.
Es decir no fue la política económica o factores externos los que provocaron esa dramática caída, sin embargo anotan que si no se contarán esas dos transacciones la IED creció hasta un 38.85 por ciento.
Esto significa que la caída del 2020 sería la más alta desde la crisis financiera del 2009 en la que se vino abajo en un 37.2 por ciento en la tasa anual durante el sexenio del ex presidente FELIPE CALDERÓN HINOJOSA.
Durante el 2020, los datos de la Secretaria de Economía reportan que el tercer trimestre fue el más débil en la recepción de inversiones, cuando sólo ingresaron 2 mil 482 millones de dólares, mientras que en el primer trimestre llegaron 13 mil 953 millones de dólares y durante el segundo trimestre recibimos 7 mil 92 millones de dólares.
Sin embargo, bien dicen que cuando se quiere se puede y Tamaulipas se convirtió en la tercer entidad que mayor inversión extranjera captó a nivel nacional.
Llegó el diez por ciento del capital extranjero que se recibió en toda la república, pese a la dramática caída nacional.
Tamaulipas al cerrar septiembre recibió 243.2 millones de dólares de compañías extranjeras, eso habla de confianza a la administración del gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA.
“A pesar de la desaceleración económica que se vive en el país, Tamaulipas está haciendo la diferencia. Hoy podemos resaltar que Tamaulipas sigue generando las condiciones para los sectores productivos, especialmente aquellos que están ampliando sus inversiones», dijo el mandatario.
Fue enfático al señalar que al «lograr el tercer lugar a nivel nacional en inversión extranjera, hace toda la diferencia, especialmente cuando vemos que ha habido un problema muy serio para lograr inversiones, pérdida de empleos y decrecimiento».
La confianza va de la mano de las acciones, los hechos demuestran más que buenas intenciones, por eso es que instruyó a la Secretaria de Finanzas para reorganizar el presupuesto del 2021 con el propósito de implementar un programa de atención alimentaria.
La pandemia provoca estragos a la economía, por eso es importante el programa alimentario.
Sin embargo, la caída de la IED va de la mano de acciones como clausurar una cervecera y un aeropuerto donde se perdieron miles de millones de dólares.
Los hechos hablan que las palabras, esa es la prioridad de los inversionistas extranjeros que no son damas de la caridad, invierten para ganar, pero generan riqueza, crean empleos y estabilizan una economía al borde del colapso.
Podrá haber muchas excusas, pero los números hablan, los hechos exponen y las clausuras aúllan por desconfianza.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más