La guerra de los pasteles

Juan Montoya

Las calabazas no se acomodan en el PRI, por eso no se dieron a conocer los nombres de los candidatos a las alcaldías en una docena de municipios, por lo que se puso una nueva fecha para el registro del resto de los aspirantes.
Destaca particularmente el caso de ciudad Victoria donde el PRI parecía primero tener un candidato seguro, pero se vino abajo, después anuncian una segunda opción, pero también se les cayó el betún.
Son coincidencias las que se vivieron con estos dos aspirantes, el primero de ellos hace unas semanas nos dijo que tenía muchísimas ganas de ser el candidato y se declaraba listo para ganar.
Eran muchas las ganas que nos aseguraba tenia para llegar, sus recorridos por colonias y ejidos lo demostraban, donde llevaba apoyos, pagaba almuerzos y era apapachado.
Pertenece a la escuela de su recordado tío RODOLFO, por eso nos decía que iba con todo por la candidatura.
Es heredero de una de las pastelerías más famosas de ciudad Victoria, con planes de expansión en otros municipios y ya hay una sucursal en Monterrey, donde su producto estrella es el pastel de los cinco chocolates.
Es una receta creada por su madre y que tiene una base en una pasta de harina batida con galletas oreo, con una capa de pay de queso, pastel de chocolate, crema de chocolate y dos chocolates adornan la parte superior.
Este pastel es uno de los más solicitados y es presumido en ferias culinarias, es una calidad que se cultiva por décadas de trabajo de su madre.
CARLOS MORRIS TORRE era la más fuerte carta del PRI a la alcaldía de esta capital, claro después del ex alcalde ÓSCAR ALMARAZ SMER, pero algo sucedió con los dos.
ÓSCAR ya se encuentra con un pie en el PAN y es cuestión de horas para que sea presentado formalmente, aunque ya opera con los azules.
Sobre MORRIS existen todavía más dudas, que pasó para que de pronto haya decidido no registrarse como candidato cuando la candidatura era suya, cuando no había nadie que se interpusiera en esa posición.
Ya había caminado por ciudad Victoria, le invirtió, pero algo se resquebrajo, parece que la mano de su tío, el ex gobernador EGIDIO TORRE CANTÚ se sintió para frenarle las ansías, dejando que se derritieran los cinco chocolates que eran la base de sus aspiraciones.
Tras su silencio para aceptar la candidatura, de pronto surgió el nombre de ARTURO NUÑEZ RUIZ, el empresario de la Mainero, propietario de la franquicia de las pastelerías “Suspiros” en la entidad, con una expansión que lo lleva a Matamoros, Tampico y el Valle de Texas.
En Suspiros dos de sus productos estrella son el Chesse Cake de Nutella con Brownies y el pastel de Fresas Divinas, donde el propio ARTURO disfruta ver como los preparan.
El empresario pastelero ARTURO era la carta sustituta, pero de pronto se olvidó de su deseo de ser el candidato a la alcaldía, después de que el mismo empresario nos había dicho que tenía muchas ganas de ser el candidato y hacer un buen papel, hasta ingenuamente nos aseguró que tenía posibilidades de ganar gracias al fantasma de XICO GONZÁLEZ.
En este proceso, ambos demostraron que tienen mucho más en común de lo que imaginan, además de sus ricos postres, ahora también llevan la marca de haber renunciado a sus aspiraciones, era una oportunidad única.
El PRI espera tener todo arreglado para el 24 de enero, mientras que CARLOS MORRIS, nos dice:
“Yo te aviso lo de la candidatura cuando se acomoden las calabazas, la moneda está en el aire”.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más