Honestidad valiente

Juan Montoya

La carta es fuerte y es firmada por doce poderosos hombres, que no le temen salir quemados en el agua hervida de los camotes y establecen claramente su pensamiento. Dicen lo que sienten, no se guardan sus sentimientos y eso es positivo en cualquier relación. No se pueden guardar secretos, ni pasiones que se presten a la intriga.
Son doce gobernadores del Partido Acción Nacional que se oponen a la llegada de los súper delegados, pero que también critican el plan de seguridad que expone mantener las fuerzas armadas en el combate a la delincuencia que presentó el presidente electo ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.
Los mandatarios en su carta exponen que se sienten excluidos de los planes de seguridad y sólo sean unas simples figuras de los nuevos coordinadores estatales. Textualmente, escriben:
“Ese desdén es inaceptable para nosotros, porque no sólo pone en riesgo estos objetivos, sino resulta inconcebible una solución de fondo al problema de la inseguridad y la delincuencia en el país, sin la concurrencia efectiva de los gobiernos estatales”.
Los gobernadores panistas se manifestaron abiertamente en contra de los súper delegados que en teoría tendrán la responsabilidad de los planes, programas y acciones para el desarrollo integral, con funciones de atención ciudadana, la supervisión de los servicios y algunos programas estatales que funcionan con recursos federales.
La propuesta es que exista una buena coordinación y colaboración entre los órdenes de gobierno para que concurra en un buen funcionamiento, con el agregado de que para atacar el problema de la inseguridad es necesario que se conozca el país y sobre todo exista un verdadero acercamiento con la población.
“El camino del entendimiento está trazado en la Constitución, en el federalismo, en la división de poderes, en el respeto a los derechos y libertades, en el diálogo incluyente y participativo. Cualquier atajo en ese camino sólo conduce a desencuentros que siempre pagan muy caro todos los mexicanos”.
De los gobernadores, uno de los más reacios es el electo de Jalisco, ENRIQUE ALFARO, quien rechazó a los delegados, pues violan el pacto federal y la soberanía de los Estados.
La misiva es firmada por los gobernadores MARTÍN OROZCO SANDOVAL, de Aguascalientes; FRANCISCO VEGA DE LAMADRID, de Baja California; CARLOS MENDOZA DAVIS, de Baja California Sur; JAVIER CORRAL, de Chihuahua; JOSÉ ROSAS AISPURO, de Durango y DIEGO SINHUE, de Guanajuato.
Además de ANTONIO ECHEVERRÍA GARCÍA, de Nayarit; JOSÉ ANTONIO GALI, de Puebla; FRANCISCO DOMÍNGUEZ SERVIÉN, de Querétaro; CARLOS JOAQUÍN GONZÁLEZ, de Quintana Roo; FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, de Tamaulipas y MAURICIO VILA DOSAL, de Yucatán
Los gobernadores también recibieron el respaldo del líder nacional del PAN, MARKO CORTÉS que considera a los representantes del gobierno federal generan conflictos, descoordinación y violan el pacto federal.
“Nuestros gobiernos colaborarán, en el ámbito de su competencia, con las autoridades federales. Pero la colaboración no debe ser entendida como sometimiento de los gobiernos locales”.
La carta de los doce gobernadores rebeldes, pudiera tomarse de muchas maneras, desde un acto de osadía, otros pensarán en un enfrentamiento con el gobierno federal, pero la gran realidad es que la manifestación de las ideas y la confrontación de proyectos siempre es bienvenida. La honestidad valiente es un paso adelante.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más