Entre moches y diezmos

Juan Montoya

Las esperanzas son muchas para alcanzar un crecimiento real en Tampico, después de la administración fallida de la alcaldesa MAGDALENA PERAZA GUERRA, cuyo gobierno estuvo lleno de acciones insanas, como la esconder los apoyos enviados para los damnificados de algunos fenómenos meteorológicos que azotaron el sur y también los donativos para los afectados por los sismos.
También los grupos sociales y económicos sufrieron con una maestra que con una voz unilateral hacía y deshacía en el puerto jaibo, lo que provocó serías desavenencias con aquellos que fueron sus aliados y con sus propios colaboradores que no soportaban sus abusos y por eso la abandonaron y buscaron otros proyectos que hicieran crecer a Tampico.
Esto formó parte de un cumulo de abusos y errores de la todavía alcaldesa MAGDALENA que perdió la elección de manera estrepitosa y hoy se encuentra todavía lastimada por el resultado y mantiene impugnada la elección.
Es por eso que los constructores de Tampico, vieron más que con buenos ojos el encuentro que tuvieron centímetro a centímetro con el alcalde electo JESÚS NADER NASRALLAH.
En su encuentro con los miembros de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, CHUCHO NADER señaló que su mayor intención es trabajar de la mano de sus integrantes.
Su proyecto es laborar de manera cercana con todos los organismos activos de la ciudad, para que se construya un municipio moderno y de bienestar para todas las familias.
Los constructores están dispuestos a dar su mayor esfuerzo para colaborar en el crecimiento de la ciudad, por lo que propusieron refrendar los convenios de colaboración de la CAMIC y participar en las acciones de desarrollo y modernización urbana que el Ayuntamiento de Tampico emprenda a partir del mes de octubre.
NADER fue claro con los constructores sobre su relación de trabajo, la cual busca sea clara y transparente que permita la participación de las empresas locales, pero también se contrate la mano de obra de sureña, como una forma de genera una derrama económica, impulsar fuentes de empleo y bienestar social para los tampiqueños.
“Las familias de Tampico tienen mucha esperanza en el nuevo gobierno y nuestro compromiso es el de cumplirle a todos los tampiqueños con trabajo, resultados y acciones que brinden una mejor calidad de vida”, señaló.
CHUCHO estableció que en su administración se trabajará con total transparencia en la licitación y adjudicación de las obras de infraestructura y aseguró que la honestidad, y la rendición de cuentas serán el sello de su gestión.
En ese sentido, NADER dijo que el diezmo, los moches y otros vicios del pasado serán desterrados, por lo que dijo que nadie pagará mordidas por trabajar en Tampico.
“Los tampiqueños merecen vivir en una ciudad moderna, que ofrezca mejores condiciones de movilidad, conectividad y seguridad”.
Otro punto que se impulsara es la mejora en el alumbrado público que afecta a muchos sectores de la ciudad, pero también mejorar el servicio de recolección de basura que se encuentra muy deficiente y afecta una amplia zona del municipio.
NADER por fin gobernará Tampico, después de muchos años de aspiraciones y deseos de alcanzar esa posición.
Hoy tiene la oportunidad de tomar el timón en sus mandos a partir de octubre, promete desterrar los moches, diezmos y otros vicios que paralizaron el crecimiento de las administraciones, pero sobre todo trabajar de la mano de los tampiqueños.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadro@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más