Entre cebollas y aguacates

Juan Montoya

Hay lujos que pocos ex alcaldes o ex gobernadores pueden darse, no cualquiera se atreve a salir a las calles con el temor de recibir una tomatiza, un recordatorio maternal o en el mejor de los casos la frialdad total.
No son pocos los que piensan que pueden regresar por la puerta grande, piensan que recuerdan sus obras y serán aplaudidos para su retorno a un cargo público.
Un ejemplo de ello fue el ex gobernador MANUEL CAVAZOS LERMA, quien como administrador podría recibir una buena calificación, pero con una historia de abusos que no se olvidan.
Nunca se le probó nada, ni lo acusaron formalmente, pero los tamaulipecos nunca le perdonaron todo lo que dicen que hizo en contra de la juventud, por eso cuando regreso enfundado en las siglas del PRI en busca de ser Senador encontró una respuesta terrible de los electores.
Los tamaulipecos no olvidan a CAVAZOS LERMA, pero su recuerdo no era bueno y perdió en las urnas. Su campaña al Senado fue accidentada y todas sus afrentas le fueron cobradas, pero la factura le fue endosada también a la matamorense GUADALUPE FLORES.
Aquí en ciudad Victoria, son varios los ex alcaldes que son bien recordados, pero uno en especial sigue latiendo fuerte en el corazón de los ciudadanos al grado de que en todas las encuestas que miden las preferencias electorales aparece como la opción uno para que regrese a la silla del 17 Hidalgo.
Es parte de ese selecto grupo que pueden darse el lujo de pasear por las calles y tiendas de esta ciudad, pocos lo pueden hacer y esta semana otra vez lo pudimos observar realizando sus compras como cualquier ciudadano.
Empujaba el carrito del mandado, recorría los pasillos y nos demostró que sabe escoger bien lo que habrá de consumir, no es avorazado, ni se va por la primera impresión.
Sabe de aguacates, por eso en ese pasillo seleccionó meticulosamente los que llevaría a su mesa, se nota que no le gustan los empedernidos, lo mismo sucedió con la cebolla, buscó las más blancas.
En su recorrido, recibió diversos comentarios que van desde felicitaciones y pidiéndole que vuelva a lanzarse como presidente municipal, que no tenga miedo pues tendrá el respaldo de los victorenses.
“Usted si era alcalde, no pedacera”, fue uno de los muchos comentarios que recibió en el recorrido por una de sus tiendas favoritas.
Agradecía las muestras de apoyo, no se comprometía y contesta siempre que se encuentra en plan de apoyo en las labores de la casa. Se convirtió en padre, esposo e hijo, pues también atiende la salud de su padre.
Fueron las compras de mediodía del pasado miércoles del ex alcalde ÓSCAR ALMARAZ SMER, quien tiene abierta la invitación por parte del presidente estatal del PRI, EDGAR MELHEM SALINAS para ser el candidato a la presidencia municipal de ciudad Victoria.
Hasta el momento no existe una respuesta de ALMARAZ, quien solamente contesta que atiende los problemas de salud de su padre, al mismo tiempo que vigila por su esposa TONY y sus hijos.
En tiempos de pandemia, entre cebollas y aguacates también se hace grilla.
ÓSCAR se puede dar el gusto de pasear por las calles y recibir el salud de los ciudadanos, la pregunta es sí quien acaba de marchar podrá caminar sin el temor de no recibir una agresión verbal. El tiempo lo juzgará plenamente, en estos momentos está condenado.
Su mensaje de apoyo a la alcaldesa PILAR GÓMEZ, quizá nos habla de las cosquillas que sufre por volver, por el momento sólo hace política entre las verduras de Heb.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más