El guardador de secretos

Juan Montoya

La oposición desaparece en ciudad Victoria, sólo nos quedan unos cuantos luchadores auténticos que marcan la diferencia entre el decir, hacer y actuar.
Uno de ellos es LALO GATTÁS, el más fuerte aspirante de Morena a la alcaldía de ciudad Victoria, con un pasado priísta, pero que no lo perjudica, pues nunca ocupó cargos que pudieran mancharlo, pues nunca manejo recursos públicos y cuando recibió una candidatura fue traicionado por su partido.
Por eso no se le puede culpar de abandonar al PRI, lo hizo de una manera digna y se unió a la campaña de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, antes de que se convirtiera en Presidente y que se viviera la debacle del PRI.
También se puede contar a MEMO VIZCAÍNO, como un verdadero luchador por la democracia y
por eso los respetan en Morena, partido que después se llenó de parásitos de otros partidos, pero últimamente parece que viene una nueva oleada de descomposición.
Uno de ellos es el actual Sindico victorense LUIS TORRE ALIYÁN, quien después de entender que no recibiría una candidatura por parte del PAN, decidió dar otro bandazo.
TORRE ALIYÁN, es sobrino del ex gobernador EGIDIO TORRE CANTÚ, su vida está ligada al dinero público y al poder. Desde la infancia en su mesa conoció los entresijos del poder, ahora pretende la candidatura por Morena.
Vámonos por partes, TORRE ALIYÁN por principio de cuentas arribo a la Sindicatura gracias al cobijo del PAN, un partido que creyó en su lucha, pecó de inocente al darle cobijo. Los alacranes no necesitan alas para agarrar vuelo y pronto se dieron cuenta de su error, cuando se negó a que lo incluyeran en la fracción blanquiazul.
Nunca dejó el cargo, decidió mantenerlo para seguir con un jugoso salario. Es decir todo se reduce a dinero, su estirpe de luchador social y por la democracia no existe, la justicia se pierde cuando decidió seguir con un sueldo por un cargo al que arribó gracia al PAN.
ALIYÁN perdió la cabeza, se volvió intenso y derramó su bilis contra el partido que le cobijo, pero también en contra de su ex amigo el alcalde.
Siempre hemos pensado que quienes llegan al poder no son estúpidos y en este caso aplica esta sentencia, pues TORRE pecó de ingenuo, pensó que no quedarían huella de sus pecados en el Ayuntamiento. Alguien se dio a la tarea de documentar todas las irregularidades.
Sus equivocaciones son tan grandes que no falta quien asegure que cobraba al ex alcalde por otorgar su firma en los trámites administrativos. El que se fue no es un guardador de secretos, por lo que las extorsiones de TORRE ALIYÁN fueron documentadas al grado de que se asegura que hasta grabaciones existen.
“Mi firma vale, tiene precio y tiene un costo de 500 mil mensuales”, dicen que contiene esa grabación que evidencia esa extorsión del síndico, hoy flamante simpatizante de Morena, partido al que llega con el afán de engañar y sorprender.
Lo tienen demasiado medido, por lo pronto la dirigencia Morena ya le mando decir que se forme, para ciudad Victoria no necesitan de aspirantes ambiciosos. Es un extorsionador fifi que hoy busca proseguir su camino al poder cobijado por las siglas de la izquierda, donde lo ven con recelo y demasiada suspicacia.
No robar, no mentir, no traicionar, las máximas presidenciales han sido violadas con creces por el nuevo traidor.
Después que no se digan engañados por malas decisiones, sobre todo con el correr de los días, cuando echen a volar los camiones y empiecen a recolectar la basura.
Todo al tiempo.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más