Dinero por fantasías

Juan Montoya

En el PRI todo está en oferta, hasta las ilusiones de convertirse en candidato a la alcaldía, regidor, diputación local y federal, claro ya no son tan peleadas como antes cuando eran los absolutos ganadores, más bien hoy son una mercancía devaluada, pero no por ello dejan de ser soñadas y es parte de la fiebre que llega cada año y medio.
El presidente del PRI, EDGAR MELHEM SALINAS lo sabe y busca ambiciosos soñadores para que se manifiesten y piensen que pueden vencer la ola azul.
Va, platica y pide a los padrinos mantener la endeble maquinaria tricolor, hoy convertida en cascajo, con tornillos oxidados, clavos chuecos y madera apolillada, que apenas está de pie.
Cada municipio se sostiene con sus recursos y nadie levanta la mano para apoyar al moribundo, un ejemplo claro es Tampico donde un día sí y el otro también, se desmarcan de la posibilidad de dirigir al PRI.
Tras la renuncia, primero de SERGIO VILLARREAL BRICSTON y después de ROBERTO GONZÁLEZ BARBA, algunos notarios y empresarios se desmarcan de esa posibilidad.
En Tampico, parece que no tienen muchos deseos de dirigirlo, bueno hasta SERGIO VILLARREAL chacotea con Morena en busca de una oportunidad por una candidatura, esperando igualar la legisladora OLGA SOSA.
Sin embargo, es totalmente distinto a lo que se vive en Madero y Altamira, donde los precandidatos levantan la mano para comprar su oportunidad.
Es en las esperanzas donde EDGAR MELHEM tiene su fuente de abastecimiento y conseguir financiamiento que le permita no sufragar ante la crisis que se vive tras el retiro del apoyo gubernamental y la reducción de las prerrogativas electorales por la baja votación y las fuertes multas con lo que recibe apenas un millón 200 mil pesos mensuales.
MELHEM vende ilusiones y por lo pronto trata de armar una estructura estatal de 200 padrinos que donen mil pesos cada uno mensualmente para solventar algunos de los gastos.
En Madero, el principal interesado parece ser ÓSCAR GÉNARO HERNÁNDEZ y en Altamira, también hay otros ex alcaldes que se dieron cuenta que peleando no llegan a ningún lado y están dispuestos a llegar acuerdos por su bienestar personal.
El presupuesto de mil 100 millones de pesos mensuales de Altamira bien que vale un café y una charla de reconciliación y más cuando la alcaldesa panista ALMA LAURA AMPARÁN los dejó fuera de todo beneficio.
En el PRI se rematarán los automóviles y camionetas que trasladaron la humanidad de sus presidentes, pero también se ofertan los carros chicos y de acuerdo a los condiciones subastarán los compradores.
De la misma manera que se subastarán las candidaturas del PRI, las de Tampico seguramente su costo será menor, comparada con las de Madero y Altamira, no se diga con la de ciudad Victoria, donde otra vez tienen la esperanza de recuperar la capital cueruda. Las condiciones mandan, habrá caras, baratas y desiertas.
Cada municipio será analizado, los postores de los autos, alcaldías y diputaciones deberán traer dinero en mano para pagar sus fantasías. La tómbola no se paga sola.
En Matamoros, el director de Comunicación Social, MIGUEL GARAY AVILA, desmintió la compra por 51 mil pesos de un pastel:
“Malamente alguien hizo circular una gráfico falso de un pastel por el 194 aniversario de Matamoros Tamaulipas, cuando en ningún momento hubo pastel en tal festejo, evento eso sí, muy animado y colorido, con una gran concurrencia”.
Todos quieren postre, pero no saben comer betún.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más