Ciclista o jinete

Juan Montoya

¿Verdad que no es lo mismo andar en bicicleta que montar en caballo?, le preguntamos al alcalde victorense XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI, quien probaba dos bicicletas para ver cuál dominaba para realizar un recorrido por la Avenida Francisco I. Madero.

Es la obra que inició ÓSCAR ALMARAZ SMER, quien defendió perrunamente la calidad de los trabajos. Nunca se quejó, ni hizo comentario negativo y cuando los grupos ecológicos buscaron frenarla.

Los estudios de impacto estuvieron a cargo de la Seduma en manos de GILBERTO ESTRELLA, y la obra es de CECILIA DEL ALTO, titular de la SOP.

ALMARAZ recibió el golpeteo por daños ecológicos y las inundaciones que alcanzaron hasta las instalaciones de la Presidencia Municipal.

El propio XICOTENCATL cayó durante la campaña víctima de las quejas, pues acompañó a algunos de los grupos ecológicos en su protesta. Algunos de sus integrantes formaban parte del comité de la campaña lo engañaron al meterlo en el baile y no era zumba precisamente.

Aseguraba que los trabajadores asesinaban los árboles de la avenida 17, por lo que exigía paralizar las obras. Claro nada paso, CECILIA DEL ALTO tiene la instrucción de continuar con los trabajos. Es la responsable de la remodelación del 17.

El alcalde victorense XICOTENCATL GONZÁLEZ URESTI, realizó un recorrido el jueves en bicicleta, la verdad no es hábil para pedalear, le falta práctica, para el caballo es un maestro, pero en la jaca de acero, también necesita de fuerza en los brazos, piernas y abdomen para avanzar.

Todo eso lo tiene el alcalde XICO son muchos años de ser deportista, pero definitivamente no es lo mismo montar a caballo que en bicicleta.

Hoy es alcalde y en teoría puede modificar el trazo o parar la obra del 17, pero no debe, la responsabilidad es primero en cualquier acción.

Los trabajos están paralizados, las calles cerradas, hay caos vial en las avenidas principales, pero no habrá modificaciones, clausura o suspensión de la remodelación. CECILIA es y será la responsable de su conclusión.

Por eso no es lo mismo andar en bicicleta que montar en caballo y XICO lo comprobó, cuando tomó nervioso los manubrios para pedalear. Los borrachos y cantineros no se mezclan, pues cuando lo hacen pierden.

En Tampico, surgen diversas quejas en contra del delegado del ITAVU, URIEL CHÁVEZ HERNÁNDEZ, quien trata de mostrar las dos caras de la moneda. Solamente que ambos lados están muy manchados y al canto nadie apuesta.

De verdad que hay funcionarios de medio pelo que enloquecen y no se tantean, los camotes siempre se le queman y el agua siempre se evapora, como la materia gris.

“Le voy a dar certeza jurídica a la población de Tampico, yo como delegado de Itavu los espero con los brazos abiertos para cuando gusten ir, ahí estoy, soy un gran amigo de todas las familias tampiqueñas”. Este fue uno de sus mensajes, el novel funcionario ignora donde se paró y desconoce que quien dará la certeza jurídica es la instrucción del gobernado, no él.

Las quejas que llegan son diversas como que “pide la atención” través de sus ayudantes para agilizar lo que por derecho corresponde a los tampiqueños.

Su llegada al ITAVU fue circunstancial, tiene un jefe inmediato al que debe rendir cuentas, pero también al ciudadano que se fastidió de su comportamiento porril y delincuencial. Es un vil pedichero metido.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más