Atropellados por sus decisiones

Juan Montoya

La lucha por justicia fiscal no es nueva, en su momento ex gobernadores buscaron allegarse de más recursos de manera directa, no por concesiones de los presidentes de la República.
Cuando se firmó el pacto de coordinación fiscal durante el sexenio de FELIPE CALDERÓN HINOJOSA se buscó dar mayor apoyo económico a los mexicanos más desprotegidos y que viven en las entidades más pobres.
En la lucha por más recursos participaron los ex gobernadores EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES y hasta EGIDIO TORRE CANTÚ, pero no lo hicieron con mucha fuerza, ni tampoco tuvieron el apoyo de otros gobernadores.
Cuando el presidente de la comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, fue el tamaulipeco BALTAZAR HINOJOSA OCHOA poco tocó el tema, no podía moverlo por el un alto impacto mediático.
BALTAZAR nunca tuvo una relación afectuosa con EGIDIO, pero con todo y ello le ayudo a gestionar recursos adicionales, claro lo hizo siempre soñando con la silla estatal, que terminó siendo una de sus pesadillas.
El matamorense fue un hombre cercano al ex presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, por eso fue uno de sus colaboradores principales, por lo que nunca tocó el tema de los recursos.
Hoy el maderense ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO tiene la misma responsabilidad de BALTAZAR en la actual legislatura, pero tampoco se atreve a pedir mayores recursos para Tamaulipas y menos para Madero, no le vayan a llamar la atención desde Palacio Nacional.
Con los recursos de los tamaulipecos se subsidian obras, servicios y becas para Chiapas, Guerrero y Oaxaca, donde el pacto fiscal es su gran aliado.
Pero a pesar de que son los grandes beneficiarios, no se observa un avance en la lucha contra la pobreza extrema, con los que se demuestra que no se trata de regalar dinero solamente, sino de que se enseñen a pescar.
Chiapas, Guerrero y Oaxaca por cada peso que pagan de impuestos, les regresan entre cinco y nueve pesos, otras siete entidades reciben un 50 por ciento arriba por lo que entregan y otros 98 centavos por cada peso.
Los patitos feos del presupuesto son Nuevo León, ciudad de México, Colima y particularmente Tamaulipas, pues es la entidad que mayores recursos aporta a la Federación y la que peor trato recibe.
Son solamente 14 centavos de pesos los que regresan, pero con el agregado que en el gobierno de la IV Transformación no hay margen de negociación. Solamente se entrega lo que establece la ley de coordinación fiscal, ni un paso más, ni uno menos.
Lo que sufre Tamaulipas es consecuencia de las decisiones que se tomaron en el sexenio de FELIPE CALDERÓN y no recordamos a los diputados federales del PRI, ni tampoco a los del PAN oponerse a ese pacto fiscal.
Es cuestión de preguntar quiénes fueron los diputados tamaulipecos que la aprobaron, hurgar a la historia no es muy complicado.
De hecho estamos cerca y podemos decir que dos de aquellos ex diputados federales son colaboradores de la actual administración estatal. Fueron alcanzados y atropellados por su pasado.
Nunca pensaron que años después estarían peleando en contra de lo que un buen día aprobaron, no se vale arrepentir, pero siempre es de sabios cambiar de opinión.
La lucha que realiza el gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA con el apoyo de otros nueve gobernadores integrantes de la alianza federalista.
La lucha del reynosense es por todos los tamaulipecos que merecen mayores recursos, mejores obras y de conseguirlo será su mejor legado para el Estado.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más