Abrazos, besos y balazos

Juan Montoya

La cara del 2020 nos muestra su primera línea, apenas un dibujo de los que nos espera se sintió en el cierre del 2019, la caída de la economía, un crecimiento nulo, cero alza en la creación de empleos, aumento en la gasolina y una baja en la inversión ante el desánimo de empresarios que exigen reglas claras antes de exponer su capital con inversiones riesgosas.
El futuro no luce despejado, por ejemplo el mayor control tributario a través del dinero plástico, por lo que ante los amagos de mayores impuestos, concretar el crecimiento y sostenerlo es imposible.
De hecho es una de las asignaturas pendientes de la actual administración federal y si quiere entregar buenos resultados deberá de hacerse un esfuerzo máximo.
Por lo pronto, analistas y especialistas del Banco de México recortaron del 1.20 por ciento a 1.07 su pronóstico de crecimiento.
El optimismo del gobierno federal contrasta con la pesadumbre empresarial, pues estiman que el PIB crezca entre el 1.5 y 2.5 por ciento para el 2020.
La administración sabe de las difíciles condiciones, por lo que junto con la iniciativa privada se aliaron en un plan de infraestructura por 859 mil millones con el fin de inyectarle dinamismo a la actividad productiva, pero las expectativas son negativas.
Las condiciones del plan hasta el momento no se cumplen de acuerdo a lo proyectado y podría fracasar la alianza que busca estabilidad, pues las inversiones del dinero público siguen paralizadas y no existe fluidez en las políticas financieras.
Banxico sin embargo espera una salvación:
«Esperamos una recuperación y un aumento de la actividad económica y aunque se está retrasando, sí se recupera la actividad económica a un ritmo más moderado que lo que se tenía previsto hace tres meses», expusieron en un comunicado.
Los especialistas estiman una inflación de 3.50% para 2020, mientras que el tipo de cambio peso-dólar rondaría los 20 pesos.
Las estimaciones no son buenas, el cierre del primer trimestre del 2019 fue muy malo, pero con todo y eso todos debemos poner lo mejor.
Las condiciones son negativas, pero el porvenir todos debemos fabricarlo, hay que saber vivir con las circunstancias que nos tocan.
Es el momento abrir nuevas puertas, rebasar fronteras para crecer, es el momento de creer y el cambio inicia con nosotros mismos.
Bienvenido el 2020, con todo y sus pronósticos económicos negativos, los positivos está en nuestras manos irlos creando, aún con el aumento a las gasolinas como recibimiento al año.
Sobre los enfrentamientos en Nuevo Laredo, entre elementos de la Policía Estatal Preventiva y los miembros de la delincuencia organizada, el vocero de Seguridad en Tamaulipas, LUIS ALBERTO RODRÍGUEZ, señaló:
“La Policía Estatal ha venido dando resultados y actuando con firmeza frente a los grupos delictivos, esto como parte de un operativo permanente que se ha venido desarrollando en Nuevo Laredo. Desde el 2017 hemos venido desarrollándolos para disuadir las actividades delictivas en esta ciudad fronteriza”.
Los resultados se notan en esa ciudad donde volvió la vida nocturna, la inversión extranjera y nacional creció, llegan nuevas empresas crean empleos y con la instalación del World Trade Center se convierten en la capital del comercio fronterizo.
La delincuencia está arraigada en el país, pero serán las autoridades las que deben desenraizarla con acciones y operativos. Los abrazos y besos no frenan las balas.
Bienvenido el 2020 y no se quede sin su rosca de reyes.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com

Mas Noticias:
Leer más