Diciembre 1: Los muertos y enfermos, no aplauden…

J. Eleazar Avila Pérez

Este día comienza el tercer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador y con ello, el avanzar sobre la primera mitad de un mandato donde la llamada Cuarta Transformación se mantiene atorada. Jamás por los antojos personal, individual, o mala interpretación. Los datos son fríos.

Podemos luego de 24 meses de gestión del Movimiento de Regeneración Nacional, discutir la parte ideológica. Si es o no una “Izquierda Progresista”; dedicarle todo el tiempo del mundo a revisar, si la corrupción sigue siendo el argumento superior válido, en el que se ve… la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Observar en números, el territorio funesto de la seguridad pública que revela, que estamos “peor que en los peores” tiempos de Peña y Carderón. Hablar horas y días enteros sobre la propaganda exitosa y la manera en que se hace usufructo de los programas sociales bajo la tesis «josealfrediana» de que cariño comprado ni sabe quererte ni sabe ser fiel .

Debemos y es nuestra responsabilidad, revisar en Pool The Pools; ver todos los trabajos demoscópicos y reconocer que el mandatario sigue siendo “muy querido” por su base social de 30 millones de personas en 2018, y suponer, que en desgaste, debió bajar al menos en un ciudadano.

Podemos además gestionar entre nuestras vísceras, todo, la no inversión, sus improductivos proyectos, tren Maya, la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto Santa Lucía y censurar su anti economía de mercado, la polarización, que privilegie la energías tradicionales (Pemex) y contaminantes frente a las limpias.

Como le cuadra a un hombre despierto, moler todo lo indispensable. Analizar, discutir, debatir, ponderar pero donde personalmente le repruebo, censuro, enojo y exijo, es el territorio de la salud.

Nadie y ninguno de los diputados del combo Morena, PVEM, PT y PES me pueden emocionar el corazón, justificar las insuficiencias cuando no hay abasto básico de medicinas para cáncer, y en general, enfermedades crónico degenerativas donde muchos pacientes son niños.

Díganme que miento, cuéntenme los legisladores que levantaron la mano ya en dos presupuestos, por qué. No hablamos del territorio del Covid 19, solo lo esencial como vacunas BCG o Tuberculosis, influenza. No se queden callados, cállenme a mi con sus datos más allá del sambenito de que todo fue por el combate a la corrupción.

La última vez que abogué por un familiar, me mandaron «mejorales» y entiendo su buena fé, pero de nada sirve, si igual, ellos no tienen la solución.

Ese es el atorón y moción de censura para un gobierno que prometió ser diferente. Solamente eso digo.
La parte político electoral, ésa va y viene. Ya dirán tan malo el pinto como el colorado y si ese es el caso, no me hagan concluir que «estábamos mejor cuando estábamos peor» con el PRI y el PAN.

Decir que todo está bien, hoy me es imposible y por lealtad a los que sufren, por certeza de lo que me consta, arrancamos este 1 de diciembre con una guerra de datos donde, ahora sí, ahí están los muertos de Coronavirus.

Miles…miles…miles…miles…

De los temas de los partidos, cada quien labra su propio destino y los esfuerzos de los dirigentes, como siempre fue en el caso del PRI y del PAN, Morena se topa con la indicación del Presidfente de México.

Así ha sucedido de 1929 a la fecha, así que no hay manera de pensar que sea distinto ahora con la llegada del Movimiento de Regeneración Nacional. Hoy por ejemplo, Mario Delgado es el operador nacional de las instrucciones verticales superiores.

Sucede con los partidos que están en el poder federal, que con los otros, siempre hay problemas, porque lo dueños de las franquicias nacionales hacen ajustes, sin que medie Palacio Nacional.

Quizá la excepción a la regla, fue lo que ya vimos la semana pasada, donde en el Partido Verde Ecologista, una mala operación en las alianzas, eliminó como vocero nacional a Carlos Puente y motivó la llegada de Karen Castrejón.

“No se respetaron los acuerdos con Morena” e irse por la libre tuvo un mal resultado, para quien -Puente-, ahora se libera de la tensión diciendo que su salida es emergente por Covid 19.

Pero esa es otra historia en los partidos uni personales. Así somo en el PVEM manda y comanda Jorge Emilio González Martínez, en el Movimiento Ciudadano Dante Delgado.

Cuando no es así, los grupos jalonean, a menos que tengas de patrón al Presidente.

Nostra Política: «La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros». Anónimo

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @JEleazarDeAvila

Mas Noticias:
Leer más