«Aurelio Casillas» en Palacio Nacional…

J. Eleazar Avila Pérez

La no entrevista, que sí monólogo que produjo Epigmenio Ibarra al Presidente, permitió que los mexicanos descubrieran que el gobierno de la austeridad con Andrés Manuel López Obrador vive en el más lujosa mansión del país.

Si queremos hacer una analogía, diríamos, “la suite más cara” del Hotel Más Fifí de México, es un cuarto de motel barato en La Merced, frente a lo majestuoso que es Palacio Nacional.

Estoy seguro, que los seguidores del Movimiento de Regeneración Nacional y en lo general, de la llamada 4 Transformación se sublimaron en este ejercicio de propaganda, de quien es, co-productor de algunas de las series que son, apología del narcotráfico.

Cito dos que son famosas en redes sociales, en el sistema de streaming y la cadena de televisión Telemundo. Si bien no fue invento de Argos, ciertamente las series referidas fueron base de promoción de una cultura que se imita por legiones en toda Nación.

Entre los fans de estos ejercios de alienacion, sobran quienes desean ser Aurelio Casillas y gritar inmortales frases como la de ¡Fierro Pariente!, además de imponer gobernadores, jueces, legisladores e influir en la asignación del Presidente en turno.

Ése es el contexto de lo que no leeras en algunos medios, pero que si se ha publicado, en otros momentos. El recorrido por Palacio Nacional, permitió al mandatario machacar todas sus tesis aspiracionales, varias ya muertas por los hechos.

Aquí hemos pues en tela de juicio al menos 2, por ejemplo, la corrupción teniendo un clásico de lo mismo en Comisión Federal de Electricidad, además de exhibirse -frecuentemente- con aliados de televisoras y medios que usted conoce, por ejemplo, Salinas, Azcarraga o Slim, descarando un control de medios, base de su éxito presidencial.

1.- De los dichos de AMLO, en sustancia, algo que se adicione al debate político nacional, no hay novedades. “La economía no tiene por qué estar al servicio de una minoría, la economía tiene que representar los anhelos de todo un pueblo”.

2.- Y sí, Epigmenio Ibarra no es un periodista y por eso, en «off», solo le escuchamos cortas frases ponderando.

3.- Básicamente, fue un recorrido en Palacio Nacional del que observamos, el Presidente actual, es apologista, guía de turistas emitiendo sus juicios de valor sobre el presente, el pasado y el futuro.

a.- «Pasan del enojo a la conspiración….. y a la incitación al golpe» arremete Ibarra.

b.- En la versión presidencial, no hay falla. En educación, en salud, en economía, en seguridad todo esta bien y se pondrá mejor . Lo dice a cada segundo y sobre sus adversarios, en directo, que «todavía no se articulan… -que están- de mal talento y talante». Esa es la tesis pues insiste, no hay un grupo -aún- reaccionario organizado.

4.- Claro que no dejo pasar, un raspón a la prensa, “quien en tiempos de Madero -también- jugo un papel deleznable”, cita. Y luego la balandronada de que hoy es distinto, “ayuda mucho lo de las redes sociales, si no, nos tendrían cercados”.

Al tiempo…

Mientras, les dejo aquí los 11 principios de Joseph Goebbels, tomados en síntesis de la página Altaveu.com.

1.- Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.

2.- Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3.- Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

4.- Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5.- Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida”.

6.- Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente”.

7.- Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa.

8.- Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

9.- Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10.- Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales.

y…

11.- Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

Otrosí: Y funcionan para todos…

18 pendientes… Correo:

jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @JEleazarDeAvila

Mas Noticias:
Leer más